Compartir
Publicidad

El DS 7 Crossback E-Tense es un SUV híbrido enchufable de 300 CV, tres motores y 50 km de autonomía eléctrica

El DS 7 Crossback E-Tense es un SUV híbrido enchufable de 300 CV, tres motores y 50 km de autonomía eléctrica
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A principios de este 2018, DS, la marca premium de PSA, estrenaba en el mercado el DS 7 Crossback, un SUV compacto de atas prestaciones que se encargaba de estrenar la nueva línea de la marca, ya independizada de Citroën. Ahora le toca el turno a la ya anunciada variante híbrida enchufable, bautizada como DS 7 Crossback E-Tense, que da un paso más hacia la esfera eléctrica.

DS se estrena en la categoría de los híbridos enchufables con el DS 7 Crossback E-Tense, que viene a completar la gama del todocamino premium, siendo la variante más esperada desde su estreno en los concesionarios y la más potente de la familia. Su carta de presentación son 300 CV de potencia, tracción total y unas emisiones y consumo de lo más comedidas: promete 49 g/km de CO2 y 2,2 l/100 km en ciclo mixto respectivamente.

Tres motores en el menú

DS 7 Crossback

El DS 7 Crossback E-Tense dispone de un total de tres motores: uno térmico y dos eléctricos, uno por cada eje, lo que le convierte en 4x4. El primero es un 1.6 PureTehc gasolina de cuatro cilindros de 200 CV a 5.500 rpm y con un par máximo de 300 Nm disponible desde las 3.000 vueltas. Por su parte, los propulsores eléctricos ofrecen 110 CV, otorgando 337 Nm de par a las ruedas delanteras y 166 Nm a las traseras.

La potencia conjunta del DS 7 Crossback E-Tense es de 300 CV con hasta 450 Nm de par, y sus prestaciones se cifran en 220 km/h de velocidad máxima (en modo térmico), tardando en acelerar desde parado hasta los 100 km/h 6,5 segundos.

Este SUV híbrido enchufable cuenta con cuatro modos de conducción y se gestiona mediante el nuevo cambio automático EAT8 de origen Ainsin, con ocho velocidades, que ya conocemos de la variante híbrida convencional y que equipan varios modelos de PSA. Así, se puede seleccionar el modo Cero Emisiones, en el que sólo actúan los propulsores eléctricos y que se selecciona por defecto al arrancar el coche, el Sport, dónde sólo entra el juego el motor térmico, el Híbrido, los tres motores trabajan conjuntamente según las necesidades, y el 4WD, pensando para dar rienda suelta a su potencial fuera del asfalto.

Tecnología de competición en clave eco

DS 7 Crossback

El DS 7 Crossback E-Tense, en modo completamente eléctrico, tiene una autonomía de 50 kilómetros en ciclo WLTP y alcanza una velocidad máxima de 135 km/h. Dispone de sistemas de recuperación energética en la frenada como el 'savoir-faire', heredado de su monoplaza DS E-Tense FE 19 de la Fórmula E, así como de funciones como la 'E-Save', que permite reservar suficiente energía para funcionar en modo completamente eléctrico durante los últimos 10 o 20 kilómetros del viaje.

A estos sistemas se une una batería de ion litio de 13,2 kWh de capacidad, que se ubica sobre el fondo plano del maletero y que tarda en recargarse dos horas si va conectada a un Wallbox u ocho si se conecta a una toma de corriente convencional.

DS asegura que la habitabilidad que ofrece el DS 7 Crossback E-Tense es idéntica a la del modelo convencional y en el mismo camino se mueve su estética exterior, en la que apenas hay cambios. Esta variante híbrida enchufable se distingue por unas llantas de nueva factura de 19 pulgadas que van pintadas en Crystal Pearl, y estrena una nueva tonalidad para la carrocería en gris perla.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio