Publicidad

Uno de los pocos Aston Martin Vantage V600 concebidos en los años 90 busca nuevo dueño por 270.000 euros

Uno de los pocos Aston Martin Vantage V600 concebidos en los años 90 busca nuevo dueño por 270.000 euros
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Nuestro protagonista es uno de los pocos más de 80 Aston Martin Vantage V600 nacidos en la década de los 90 y está ahora a la venta por cortesía de RM Sotheby's. Esta rara avis fue una vuelta de tuerca del ya de por sí extremo Aston Martin V8 Vantage V550 firmada por Aston Martin Works y costaba en su momento el equivalente actual a más de medio millón de euros. Pero en el caso de esta unidad, que data de 1998, se fija en 270.000 euros y está en un estado impecable.

El Aston Martin Vantage V600 es la perfecta definición de coche extremo: de hecho, en 1993, era el coche más potente comercializado. En realidad, no se trata de un modelo en sí, sino de un conjunto de modificaciones sobre el V8 Vantage V550 bajo la batuta de Aston Martin Works, el departamento de restauración y pedidos especiales de la firma británica afincado en Newport Pagnell.

Aston Martin Vantage V600 (1998), a la venta

El apellido V600 no gozó de una excesiva popularidad al principio, pero fue ganando admiración con los años. Tanto es así que, a día de hoy, esta división sigue aplicando la conversión V600 si algún propietario de un V8 Vantage, producido entre 1993 y 1999, así lo requiere.

Además, Aston Martin resucitó el apellido V600 para decir adiós a la anterior generación del Vantage en una tirada limitada a 14 unidades sobre el V12 Vantage S.

Con sólo 18.000 kilómetros recorridos

Aston Martin Vantage V600 (1998), a la venta

Pero volviendo al Aston Martin Vantage V600, el mismo hacía gala de ingredientes que lo llevaban a un estadio superior respecto al V8 Vantage de 558 CV, empezando por su V8 de 5.3 litros que ascendía a los 608 CV (600 bhp) y los 813 Nm de par gracias a equipar dos compresores volumétricos Eaton.

También se mejoró su sistema de admisión y se añadieron unos frenos ventilados de mayor tamaño AP Racing, con discos de seis pistones, así como un escape más deportivo, muelles Eibach y amortiguadores regulables Koni. A nivel estético se diferenciaba de los V8 Vantage convencionales por añadir en su parrilla la insignia de Aston Martin Works, la denominación V600 podía leerse en varios puntos de su carrocería y montaba unas llantas de cinco radios Dymag.

Pese a que sólo nueve modelos fueron matriculados por Aston Martin, se estima que unas 81 unidades del V8 Vantage recibieron la modificación V600, entre las que se incluye este ejemplar que ahora busca nuevo dueño.

Aston Martin Vantage V600 (1998), a la venta
Aston Martin Vantage V600 (1998), a la venta

Según reza su ficha en RM Sotheby's, su actual propietario es el mismo que se hizo con sus servicios en noviembre de 1998, por lo que sólo ha pasado por sus manos. Cinco meses después de comprar el V8 Vantage, lo llevó a Newport Pagnell para que Aston Martin Works hiciera su magia. Además de las modificaciones mencionadas, el departamento añadió en el caso de esta unidad un volante Nardi y ajustes en el chasis.

Pero no fue la única que ha recibido a lo largo de su vida este Aston Martin Vantage V600: en 1999 su dueño volvió a las dependencias del departamento de la firma británica para sustituir su cambio por una caja una manual Tremec de seis velocidades y en 2007 hizo lo propio para añadir los asientos deportivos que equipaba el Vanquish, en cuero negro carbón.

Aston Martin Vantage V600 (1998), a la venta
Aston Martin Vantage V600 (1998), a la venta

Como se aprecia en las fotografías, parece que el tiempo no ha pasado para este Vantage V600 pese a que ya tiene 22 años: está en un perfecto estado tanto a nivel de carrocería como de habitáculo y mecánica. Y por supuesto viene con toda la documentación de las modificaciones oficiales aportadas.

En su odómetro puede leerse que sólo ha recorrido 6.699 kilómetros, aunque el mismo fue reiniciado en una de las posteriores modificaciones. Su propietario asegura que su kilometraje total está alrededor de los 18.000 kilómetros. ¿Algún voluntario para guardarlo en su garaje?

Fotos: Dirk de Jager, cortesía de RM Sotheby’s.

En Motorpasión | Probamos el Aston Martin DBS Superleggera Volante, una bestia de 725 CV y 900 Nm vestida con un traje de alta costura

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios