Compartir
Publicidad
Publicidad

Prueba: Audi S4 (parte 3)

Prueba: Audi S4 (parte 3)
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El ejecutivo agresivo con motor V8 no sólo tiene gracia por sus cualidades dinámicas, también su generoso equipamiento es digno de mención. Sin embargo, hay lagunas de la dotación de serie difícilmente justificables en un coche que se sube de 10 kilos y de las que hablaré más adelante, en cuanto a la seguridad activa y pasiva, poco mejorable, pero mejorable al fin y al cabo.

¿Qué podemos esperar del Audi S4 en cuanto a equipamiento?

Equipamiento

Si me pongo a citar todo lo que tiene, este post se haría tan largo que habría que tomarse un par de cafés cargados para no desplomarnos sobre el teclado antes de terminar, y no es mi intención aburrir a ninguno de los presentes. Si cito los extras posibles, más de lo mismo, por algo la ficha oficial es un PDF de 21 páginas. De modo que haré un pequeresumen con lo más importante.

Audi S4

Los elementos estéticos exteriores del S4 vienen de serie, así como el volante de cuero, asientos Recaro, inserciones en fibra de carbono, llantas de 18 pulgadas, faros de xenón, climatizador bizona, dirección Servotronic, alarma antirrobo, equipo de música Concert II (lee MP3), cajones bajo los asientos delanteros, alfombrillas, etc. Casi todo lo que veis en las imágenes es equipamiento de serie, y no está mal. El ordenador de viaje incorpora un limitador voluntario de velocidad, de los que sólo avisa.

Pero, como ya he dicho, hay lagunas que no entiendo (están como extras): control de velocidad tempomat (sobre todo con 344 CV), apertura eléctrica del maletero, cajón portaobjetos entre los asientos delanteros, toma de 12V en el maletero, cortinillas traseras, guantera refrigerada, intercambiador de CD, Bluetooth, etc. En Audi, esta es la política, o dicho de otra forma, la broma no se acaba en 60.000 y pico euros, aún tocará aflojar más la cuenta corriente para disponer de ciertos elementos.

Audi S4

El navegador Plus tan molón que se ve en la foto, cuesta 2.700 euros. Techo solar unos 1.200 euros. Asistente de aparcamiento 800 más. Y así me puedo extender hasta aburriros. Como siempre, recomiendo mirar el configurador oficial de la marca y ver in situ lo que tiene, lo que no tiene, y lo que puede tener. En mi opinión, a tenor del precio, bien podría haber cubierto ciertas lagunas de equipamiento sin necesidad de entrar en lujos superfluos.

Que se achicharren las bebidas en verano, no tener control de crucero con semejante bicho y radares sueltos, poder oir un único CD de música, no tener cortinillas traseras… es algo que, como cliente, me molestaría. No es que supongan un gran desembolso considerando lo que cuesta el coche, pero se podrían haber estirado un poquito.

Seguridad

Estaba convencido de que el Audi A4 actual había sido probado por EuroNCAP, pero me he colado. Como acaba de iniciarse la comercialización de la nueva generación 2008, es menos probable aún de que estampen unidades para puntuarlos. Lo que es casi seguro, y no tuve forma de comprobarlo, es que como mínimo su nivel de seguridad es de 4 estrellas (el modelo de 2001 las consiguió).

Audi S4

El equipamiento de seguridad de serie es muy generoso, veamos qué tiene: cinturones de seguridad con tensor pirotécnico y limitador de tensión, reposacabezas delanteros activos y 3 traseros, airbags frontales de dos etapas, airbags de cortina y laterales delanteros, siendo los laterales traseros opcionales por 420 euros.

Esto último roza lo ilógico. ¿Acaso al propietario de este coche le merece la pena poner en riesgo a sus ocupantes traseros por ahorrarse ni el 1% del precio del coche? Para eso, que los pongan de serie y punto.

La desactivación del airbag del pasajero también es opcional, otro fallo. Todos nos imaginamos lo que pasa si salta el airbag y tenemos instalada una sillita de bebés ahí. El control de presión de los neumáticos, iluminación adaptativa en curva, control de distancia de aparcamiento acústico y los cristales laminados dobles también son extras.

Audi S4

En el aspecto dinámico, mucho mejor, ya que contamos de serie con la tracción integral, la suspensión deportiva, la dirección Servotronic y todas las ayudas electrónicas exigibles: frenos ABS, asistente de frenado (SAFE), control de tracción, control de estabilidad ESP 8.0, desconexión de la bomba de combustible en caso accidente, distribución electrónica fuerza frenado (EBV), retrovisores antideslumbramiento y ordenador de abordo con funciones de diagnóstico. No esperaba menos.

La seguridad es un aspecto muy a tener en cuenta en un coche tan potente, por lo que pueda pasar. El S4 es un coche muy seguro conducido a ritmos tranquilos por el arsenal de medidas que incorpora, y a ritmos rápidos también aporta mucha seguridad. En Audi podrían haber dado la campanada no dejando elementos opcionales en un apartado tan importante, destacando los airbags laterales traseros y la desconexión del airbag de pasajero.

Con la próxima generación del S4, la marca de los cuatro aros puede mejorar este apartado. El tiempo lo dirá.

Las conclusiones ya vienen mañana.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos