Este Lotus Elise Safari busca dueño que lo saque a pasear por pistas de tierra

Este Lotus Elise Safari busca dueño que lo saque a pasear por pistas de tierra
Sin comentarios

Las versiones 'safari' de deportivos llevan un tiempo estando de moda. Inspirados en los Porsche 911 SC que participaron en el Safari Rally de Kenya en los años 70, estos deportivos modernos -y a veces no tan modernos- adoptan un look aventurero al estilo de Safari Rally. La búsqueda de la originalidad y de poder disfrutar del coche con más libertad y sin miramientos por si se raya o no, son algunas de las razones que explican esta moda.

Si bien la mayoría de modelos convertidos al estilo safari son Porsche 911, en esta ocasión se trata de un Lotus Elise S1, es decir, de primera generación. Modificado en 2018 por iniciativa de su propietario francés, el director y productor de vídeos Mathieu Echeverri, se trata de un modelo único que el productor acaba de poner a la venta.

Este Lotus Elise gris salió de la fábrica en 1999 para ser vendido en el Reino Unido y por tanto con volante a la derecha. Su actual dueño lo importó del Reino Unido en 2016. El coche tenía 66.000 millas (más de 106.000 km) cuando llegó a Francia.

El motor y la caja de cambios han sido reconstruidos por el preparador local WS Competition, y desde entonces ha recorrido unos 35.000 kilómetros. Se trata de un 4 cilindros 1.8 litros de origen Rover asociado a un cambio manual de 5 relaciones.

Lotus Elise Safari

Este bloque cuenta con culata de 16 válvulas y desarrolla 120 CV a 5.500 rpm, mientras que entrega tan sólo 165 Nm a 3.000 rpm. Vale, no son cifras llamativas, pero da igual. El Elise de primera generación, llamado a posteriori S1, pesa tan sólo 720 kg.

Con una relación peso-potencia de 6,1 kg/CV,  se permite el lujo de cubrir el 0-100 km/h en 6,1 segundos, los 0-1.000 m en 27,5 s y alcanzar los 200 km/h de velocidad punta. Es un auténtico juguete. Y como tal fue convertido en un Elise Safari.

Lotus Safari, un modelo único y objeto de promoción


La transformación del coche, por su parte, fue realizada por DECL Concept, un distribuidor local de piezas de competición y accesorios diversos. El coche, equipado con ruedas y neumáticos todoterreno luce una altura libre al suelo de 21 cm. Para hacernos una idea, es aproximadamente lo mismo que un Subaru Forester (el Subaru tiene 22 cm). Pero en un diminuto y ligero Elise 21 cm es mucho.

El coche, a pesar de ser un juguete, fue convertido al estilo safari por razones promocionales, tanto por parte de DECL como de su dueño productor. Tanto es así que el Elise Safari tiene incluso su propia cuenta en Instagram (@lotussafari). Así, en el anuncio, reconoce que nunca se usó en pistas todoterreno ni circuito. Solo pisa pistas de gravilla o tierra con motivo del rodaje de tras vídeos.

Por último, si la configuración safari no gusta, el coche puede comprar en su estado original, pues las transformaciones operadas son perfectamente reversibles. Piden tan sólo 22.500 euros, una ganga viendo el precio actual de los Lotus Elise.

Eso sí, habrá que ir a buscarlo a la Costa Azul, pero la buena noticia es que se puede volver a España por pistas de tierra casi sin pisar asfalto. Por si alguien está interesado, claro.

En Motorpasión | Pilotamos el Lotus Exige 380 Sport: 380 CV para 1.076 kilos de pureza automovilística

Temas
Inicio