Compartir
Publicidad

Eso de la esquina podría ser el nuevo Ford Mustang Boss 302, el Boss que no quieren que veas (¿o sí?)

Eso de la esquina podría ser el nuevo Ford Mustang Boss 302, el Boss que no quieren que veas (¿o sí?)
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo Ford Mustang 2018 está dando mucho que hablar últimamente. A la presentación del nuevo deportivo genuinamente americano se le han unido algunas quejas por falta de novedades, mientras que el pony car ha obtenido solamente dos estrellas EuroNCAP. Pues bien, de acuerdo con algunos rumores el lanzamiento del Mustan podría haber escondido una suculenta sorpresa.

Dentro del paquete de fotos incluido en el kit de prensa ofrecido por Ford hay una en concreto que destaca sobre las demás. A simple vista parece nada más que una foto del puesto de conducción pero por la esquina inferior izquierda del parabrisas se asoma algo anormal. Es un coche, con la línea de un Mustang pero con una decoración especial. ¿Se trata del nuevo Ford Mustang Boss 302?

¿Un teaser dentro de las fotos del Mustang 2018?

Ford Mustang Boss 302

Sabiendo que las marcas no dejan nada al azar en las sesiones de fotos oficiales, choca mucho encontrarse con un coche "haciendo relleno", así que el primero en dar la voz de alarma fue un lector de Fox News. ¿Por qué iba Ford a mostrar otro coche diferente y en sólo una foto de su Mustang 2018? Vale, sí, son sólo pegatinas, pero que se parecen bastante a las de la generación previa del Boss 302.

El marketing evoluciona al compás dictado por las nuevas formas de comunicación e influye de manera directa en la estrategia de producto de las marcas. Este huevo de pascua podría haber sido una estratagema de Ford para lanzar un teaser sobre una futura edición especial de su deportivo.

Ford Mustang Boss 302 2012 Ford Mustang Boss 302 2012

Por otra parte, tiene todo el sentido que una versión más prestacional del Mustang esté en camino. Sabemos que llevan tiempo circulando una serie de mulas de pruebas con un aspecto más vitaminado y es justo lo que la marca del óvalo necesita para hacer frente a sus competidores. Actualmente Ford no cuenta con nada que haga frente al Chevrolet Camaro 1LE.

Un Mustang GT es demasiado light para plantar cara, así que el el Boss 302 vendría a posicionarse a medio camino entre éste y el radical Mustang Shelby GT350 que hace bien poco probó nuestro compañero Javier Álvarez. Veremos cómo se resuelve este acertijo y qué novedades incorpora la quinta generación del Mustang Boss 302.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio