Compartir
Publicidad
Publicidad

2014 Chevrolet Camaro Z/28

2014 Chevrolet Camaro Z/28
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Salón de Nueva York ha puesto el escenario para que el nuevo Chevrolet Camaro Z/28 se dé a conocer. Es el heredero de una saga que dio comienzo en 1967, y entre sus principales valores están su motor LS7 de cárter seco, las altas revoluciones, una reducida masa, una carga aerodinámica "verdaderamente aerodinámica" (sic), frenos carbonocerámicos y refrigeración a prueba de circuito.

En sus mejores momentos al pasar por curva, es capaz de generar una fuerza lateral de 1,05 g tras las revisiones a las que se ha sometido su chasis. Y la fuerza pasa a ser de 1,5 g cuando hablamos de la frenada made by Brembo que, con sus discos de 394 x 36 mm delante y 390 x 32 mm detrás, reciben la enorme presión de las pinzas, dotadas de seis y cuatro pistones respectivamente.

2014 Chevrolet Camaro Z/28

Novedades en el aspecto exterior

El nuevo Camaro representa el rediseño más significativo desde la presentación de la quinta generación del modelo, aún como prototipo, en 2006. Renovarse o morir. Con una longitud de 4.848 mm (2.852 mm de batalla), una anchura de 1.953 mm y una altura de 1.330 mm, el Chevrolet Camaro es ahora más bajo y más ancho. Sin perder su imagen, sus atributos han cambiado para actualizarse.

En el frontal encontramos una parrilla inferior más ancha y baja, mientras que la superior es más estrecha para dar mayor protagonismo a las ópticas, que también son de nuevo cuño, aunque tan carismáticas como las de su predecesor. Sobre el capó se mantienen las formas y la toma de aire, completamente funcional.

Chevrolet Camaro Z/28, Pirelli PZero Trofeo R

Yendo hacia la parte posterior, y tras observar los neumáticos Pirelli PZero Trofeo R de dimensiones 305/30 ZR 19, encontramos el correspondiente cambio en los faros, que en esta ocasión pierden peso estético, diferencial y de todo tipo si los comparamos con los que mostraba la generación anterior del Camaro Z/28. Aquí ganan protagonismo los paragolpes y el gran difusor central.

Tanto en la parte frontal como en la exterior vamos a encontrar elementos funcionales que contribuyen a que el Z/28 gane carga aerodinámica, empezando por el splitter anterior, que se conecta a un panel que corre bajo el chasis cuya función es mantener el coche agarrado al asfalto. En los pasos de rueda, los guardabarros, y en la trasera un alerón y el difusor, se encargan de completar la función aerodinámica de este paquete.

Más allá de la apariencia física, la reducción de masa a que se ha sometido el Camaro Z/28 deja el muscle car 45 kg por debajo de su hermano Camaro SS y 136 kg por debajo del Camaro ZL1. Para lograrlo, se eliminaron elementos tan superfluos como el sistema de sonido, el kit antipinchazos (salvo donde es obligatorio), las luces antiniebla o los faros de xenón, se cambió la batería LN4 por una LN3, que es más ligera, y las lunas de 3,5 mm de grosor que monta el Camaro estándar se reemplazaron por lunas de 3,2 mm.

Motor LS7 - Chevrolet Camaro

Motor LS7 del Chevrolet Camaro

Mucho han cambiado las cosas desde 1967 hasta hoy, pero la esencia del Camaro Z/28 se mantiene. Creado para competir en la Trans Am del SCCA, el primer Z/28 montaba un pequeño y ligero --en comparación-- motor V8 de 4.949 cc, una dirección muy directa y un sistema de suspensión de circuito. No llevaba ni cambio automático ni aire acondicionado. Era un coche para lo que era.

El nuevo Camaro Z/28 lleva aire acondicionado como opción, y mantiene la idea del cambio manual, que se basa en una caja Tremec TR6060 de seis relaciones exclusiva para el Camaro Z/28. Aburguesamientos, los justos. De hecho, es una bestia de la competición en la misma medida que el Camaro ZL1 está pensado para rodar por carretera y por circuito indistintamente.

Chevrolet Camaro Z/28, vano motor

Y se le espera en los circuitos para el año que viene. Será entonces cuando saque el mayor partido a un motor LS7 V8 de 7.008 cc cuyo bloque ha sido fabricado en aluminio, que entrega 500 HP (507 CV) y ejerce 637 Nm de par máximo. El punto de corte lo tiene en las 7.000 rpm para un motor que comprime a razón de 11:1.

Toda esta potencia se canaliza hacia el tren trasero a través de un diferencial de deslizamiento limitado que prescinde de los tradicionales embragues para utilizar engranajes helicoidales. De esta forma es posible aplicar mayor potencia y par reduciendo las posibles pérdidas de tracción. Por su parte, el sistema Performance Traction Management permite ajustar los niveles de aceleración y frenado.

2014 Chevrolet Camaro Z/28

Interior del Chevrolet Camaro Z/28

Comentar los interiores del Chevrolet Camaro Z/28 es fácil y se puede resumir en una sola frase: This is Sparta! Aunque su apariencia final sea resultona, hay que tener en cuenta que en aras de la reducción de masa suspendida se ha procedido a aligerar los asientos traseros de este 2+2 y a eliminar elementos como los aislantes acústicos o hasta la moqueta del maletero.

Dejando esos detalles al margen, el interior del Camaro Z/28 es de esos que nos hacen recordar el verdadero sentido de la palabra deportividad. Viene con asientos Recaro de microfibra, sin necesidad de costuras rojas, y con un color de la tapicería de nombre evocador: Octane. Y todo, sin perder ni una pizca de calidad, percibida en este caso a través de las imágenes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos