Compartir
Publicidad
Publicidad

Si juntas sal y agua, se siente, no llegas ni a 500 Km/h

Si juntas sal y agua, se siente, no llegas ni a 500 Km/h
Guardar
8 Comentarios
Publicidad

Otra vez será, el Venturi Buckeye Bullet 3 batió el récord de velocidad en el lago salado de Bonneville pero la mala climatología no le permitió lograr su velocidad máxima. Este coche-cohete propulsado por un motor eléctrico dos motores eléctricos que suman más de 3.000 CV de potencia marcó un récord de velocidad media en su categoría, 386.757 km/h, que queda muy lejos de su velocidad máxima.

Y es que, aunque cueste creerlo, se estima que este vehículo (VBB-3) es capaz de superar los 700 km/h de velocidad máxima. La lluvia y la sal no son una buena combinación y el VBB-3 no ha podido demostrar de lo que es capaz conformándose con una punta de 463,4 Km/h.

Ing

Según el piloto las condiciones eran difíciles y peligrosas, el vehículo deslizaba por la superficie de un lado a otro y mostraba continuos rebotes. De hecho esos rebotes acabaron con las posibilidades de realizar un segundo intento al reventar el depósito de líquido refrigerante.

Vía | Venturi

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos