Compartir
Publicidad

Toyota i-Road 2013

Toyota i-Road 2013
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Toyota i-Road se define como vehículo de movilidad personal (PMV) de tres ruedas, eléctrico y compacto. De movilidad personal, aunque es biplaza. Estudiado para dar la campanada en la movilidad urbana, mira de frente a su gran competidor, el Renault Twizy, aunque presenta unas dimensiones y una tecnología, la Active Lean, que lo diferencian de su homólogo francés de cuatro ruedas.

Se presenta en el Salón de Ginebra, y su público objetivo se encuentra entre los usuarios más urbanitas, que no precisen de grandes vehículos ni pesadas motorizaciones para cubrir distancias cortas. Si Toyota ha trabajado tradicionalmente en los híbridos a la par que avanza por la senda de la pila de combustible, se reserva la baza eléctrica para vehículos como el i-Road.

Toyota i-Road

Con 2.350 mm de longitud, 1.700 mm de batalla y 1.445 mm de altura, el atributo más interesante de las dimensiones del i-Road es su anchura, de 850 mm. Por comparar, el Twizy mide 1.190 mm, de manera que el japonés es más moto, más urbano en ese sentido, que el cuatriciclo galo. Puede resultar más maniobrable también, casi al nivel de un vehículo de dos ruedas.

Si hacemos la comparativa de cuántos i-Road caben en el hueco de tantos coches, la relación favorece al biplaza de Toyota: cuatro i-Road por cada plaza de aparcamiento convencional, según datos aportados por la marca. Aunque habría que ver cómo se compone ese Tetris si tenemos en cuenta que buena parte de las normativas sobre plazas fijan el mínimo alrededor de 2,20 metros de anchura por 4,50 metros de longitud.

Toyota i-Road 2013

Motorización y autonomía del Toyota i-Road

El sistema eléctrico del i-Road se compone de una batería de iones de litio que alimenta a dos motores eléctricos de 2 kW que van montados en las ruedas delanteras. Su autonomía es de 50 kilómetros, y la batería se recarga con una toma de corriente doméstica en apenas tres horas.

En este sentido, el biplaza de Renault dobla la autonomía del nipón, pero el de Toyota saca partido de una característica que se puede asimilar a otros vehículos de tres ruedas, como la Piaggio MP3: la capacidad de inclinación en curva, que en Toyota llaman Active Lean (inclinación activa).

'Active Lean' de Toyota

El sistema Active Lean incorpora un motor y un engranaje de inclinación que van montados sobre la suspensión delantera, y se conectan a las ruedas mediante una horquilla. Cuenta con una unidad de control electrónico que calcula cuál es la inclinación necesaria en cada momento, dependiendo del ángulo de la dirección, de los datos que toma un sensor de giroscopio y de la velocidad del propio vehículo.

A partir de esta información, el Active Lean mueve cada una de las ruedas hacia arriba y hacia abajo de forma opuesta a la vez que aplica un ángulo de inclinación calculado para contrarrestar la fuerza centrífuga del viraje. Visto desde fuera, equivale a tumbar el vehículo en curvas, pero con un cálculo preciso sobre el grado de inclinación necesario.

Toyota i-Road 2013, Active Lean

El Active Lean permite que el Toyota i-Road tenga un radio de giro mínimo de 3 metros, lo que le otorga una gran capacidad de maniobra. Además, también entra en funcionamiento cuando el i-Road avanza en trayectoria rectilínea pero por una superficie poco uniforme. De esta manera estabiliza el vehículo sobre los cambios de relieve del terreno.

A efectos prácticos de conducción, al ser un vehículo de tres ruedas autoestabilizado con electrónica, el PMV de Toyota no precisa de un aprendizaje específico más allá de la conducción de turismos, y tampoco es necesario compensar la falta de efecto giroscópico a bajas velocidades o mientras el vehículo está detenido.

Toyota i-Road

Y a efectos legales, se trata de un triciclo con estructura de protección. Eso permite que se pueda conducir sin casco aunque es de entender que sí que será necesario el cinturón de seguridad. De hecho, el habitáculo está configurado de manera que evoca más el interior de un coche que los lomos de una moto.

Dispone de calefacción, equipo de sonido y conectividad Bluetooth, aunque por el momento la marca no ha detallado las características exactas de los sistemas de confort que incorpora. De momento, se trata de dar a conocer esta nueva propuesta de movilidad personal y urbana como alternativa a las motos especialmente orientada a conductores de turismos.

Toyota i-Road 2013

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos