Compartir
Publicidad
Publicidad

Tecnología Bosch de frenado para mejorar la seguridad en las motos

Tecnología Bosch de frenado para mejorar la seguridad en las motos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bosch ha desarrollado un sistema de control de estabilidad para las motos, y que va a empezar a comercializar en serie, denominado MSC, Motorcycle Stability Control o Control de Estabilidad de la Motocicleta en español, y que supondrá un gran paso adelante en la seguridad, al igual que en su día lo fue la incorporación del ABS en las motos.

El MSC funciona mediante el apoyo al motorista en todas las situaciones, tanto durante el frenado como durante la aceleración, y lo mismo mientras conduce recto, como en las curvas, por lo que puede contribuir a disminuir el número de accidentes.

El sistema MSC está apoyado en el ABS y ampliado mediante una gama de sensores y software sofisticado que permite múltiples funciones de seguridad. Así el control del ABS, dependiendo del ángulo de inclinación de la moto y de la intensidad de la frenada, mejora la estabilidad y la efectividad de la frenada.

El sistema MSC actúa controlando la tracción, mediante el control del par máximo del motor, incluso en superficies variables o resbaladizas, haciendo que la fuerza del motor se transfiera de forma eficiente a la carretera y que la rueda motriz no pierda su agarre.

Al frenar en las curvas el MSC reduce la tendencia de la moto a volver a su posición vertical. Este enderezamiento involuntario de la moto lleva a un radio de curva más grande, que a menudo termina en una salida de la carretera. En estas situaciones el sistema MSC crea la mejor distribución posible de la fuerza de frenado en las ruedas, gracias a los múltiples sensores de inclinación, y estabiliza la moto en las curvas.

El MSC también reduce el riesgo de deslizamiento evitando que la moto vuelque en las curvas y se deslice hacia el exterior de la curva por un exceso de frenada. El MSC controla esto detectando el riesgo de deslizamiento y limitando la fuerza de frenada máxima disponible en las ruedas, garantizando el mejor rendimiento de los frenos en las curvas, aún incluso en el caso en el que el motorista esté utilizando tan solo uno de los dos frenos.

2

Mediante el MSC y su control que ejerce sobre el par motor y el sistema de frenos, será muy difícil elevar la rueda delantera haciendo el “caballito”, al igual que lo será levantar la rueda trasera del suelo por un exceso de frenada en la rueda delantera, pues los sistemas electrónicos identifican los límites de la dinámica de conducción.

El control de estabilidad de la moto utiliza una amplia gama de sensores. Sensores en las ruedas miden la velocidad de rotación de las ruedas delantera y trasera, un módulo de sensor de inercia calcula los ángulos de inclinación y cabeceo de la moto más de 100 veces por segundo. Mediante el análisis de estos datos la unidad de control calcula los límites físicos de la fuerza de frenado sobre la base del ángulo de inclinación de la moto.

Si el control de la estabilidad de la moto reconoce que una rueda va a bloquearse la unidad de control del ABS se activa y reduce la presión en ese freno durante una fracción de segundo, con el resultado de una mejor frenada sin bloqueos de rueda ni deslizamientos. Por lo tanto el sistema MSC puede ser una gran ayuda para los motoristas en la conducción al límite, pero siempre hay que ir con la cabeza bien puesta dentro del casco y pensar que las leyes de la física tienden a cumplirse por muchas ayudas de las que dispongamos.

Fuente | Bosch Vídeo | YouTube, YouTube, En Motorpasión Moto | ABS ultra-miniaturizado, la nueva patente de Bosch En Motorpasión Futuro | Amplificador inteligente de la fuerza de frenada que permite aumentar la autonomía en híbridos y eléctricos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos