Publicidad

El taxi volador eléctrico y autónomo EHang surcará el cielo de Sevilla en un programa de pruebas

El taxi volador eléctrico y autónomo EHang surcará el cielo de Sevilla en un programa de pruebas
6 comentarios

Los vehículos aéreos y eléctricos no tripulados EHang, desarrollados por la empresa china Beijing Yi-Hang Creation Science & Technology, acaban de obtener permiso para operar en España y Noruega.

Según ha explicado la start-up china, ejecutará el primer programa piloto de Movilidad Aérea Urbana (UAM) en Sevilla, con cuyo Gobierno ya está trabajando para desarrollar la movilidad aérea urbana, incluido el transporte de pasajeros, la logística aérea y las plataformas de comando y control en la ciudad.

Objetivo a corto plazo: el turismo de lujo

EHANG

Según ha explicado el CEO de la compañía, Hu Huazhi, este taxi aéreo se presenta como una solución de movilidad en áreas inaccesibles en coche por sus características, abundantes en el casco antiguo sevillano. Además tiene planeado abrir rutas de vuelo para que los turistas de todo el mundo puedan experimentar paisaje urbano de Sevilla por aire.

"Nuestra ciudad tiene un rico legado en la aviación europea, que creemos que puede promover las pruebas de AAV de EHang, las operaciones y las aplicaciones de permisos tanto en España como en Europa. Esperamos con ansias el primer vuelo de EHang en Sevilla y esperamos que nuestra cooperación facilite la comercialización de su ecosistema UAM en Europa ", ha dicho el alcalde de Sevilla, Juan Espadas Cejas.

De momento no se han hablado de fechas (menos aún con la alerta sanitaria que hay en España) ni tampoco del precio que tendría hacer uso de estos taxis voladores, pero es más que seguro que, de momento, estarán reservados para la élite.

El EHang 216 también ha obtenido el permiso de vuelo operacional de la Autoridad de Aviación Civil de Noruega para realizar vuelos junto con un cliente local, con el fin de realizar pruebas y certificaciones, según la compañía.

Esta nave de aterrizaje y despegue vertical tiene una altura de 1,77 metros, una anchura de 5,61 metros y soporta 220 kilos de carga. Es capaz de volar a 130 km/h, pesa en torno a los 600 kg y equipa conexión de red en tiempo real para que no sea necesario un conductor.

Según explica la start-up, estos taxis voladores utilizan 4G y 5G como canal de transmisión inalámbrica de alta velocidad para comunicarse con el centro de comando y control, lo que permite el control remoto de la aeronave y la transmisión de datos de vuelo en tiempo real.

Tiene además 16 hélices situadas sobre ocho ejes, y su autonomía de vuelo es de unos 25 minutos; suficiente para un vuelo 'corto' de unos 40 km.

EHang utiliza energía eléctrica: puede cargarse con una fuente de alimentación de 220 V o 380 V en 1 hora como máximo. A su vez, los dispositivos de carga pueden comunicarse en tiempo real con el sistema de gestión de batería de la aeronave.

Ehang

Los planes de la start-up pasan por usar estas aeronaves en el sector turístico, el de transporte de pasajeros, el de la logística e incluso el médico. De hecho, la compañía asegura que en febrero el EHang 216 transportó material médico en las áreas afectadas por el coronavirus en China.

Mientras tanto, Uber pretende poner a funcionar su flota de taxis voladores de uso compartido en 2023, con capacidades muy superiores -sobre el papel- que las de los EHang. Veremos.

En Motorpasión | Las mil veces que los fabricantes de coches han querido reinventar la rueda (y más cosas)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios