Compartir
Publicidad

Rivian ofrecerá sus vehículos eléctricos con cuatro techos a elegir, entre ellos de cristal electrocrómico

Rivian ofrecerá sus vehículos eléctricos con cuatro techos a elegir, entre ellos de cristal electrocrómico
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La 'Tesla de las pick-up' sigue levantando expectación con cada novedad que suelta. Rivian, que se dio a conocer al mundo a finales de 2017 y aún no ha producido ni vendido ningún modelo, ha conseguido sin embargo el apoyo de gigantes como Ford y Amazon.

Lo último que ha desvelado la firma norteamericana es que ofrecerá en sus SUV eléctricos cuatro techos distintos, a elegir entre "cristal electrocrómico (que va de transparente a opaco por encargo), un techo de cristal fijo, uno desmontable formado por dos paneles y uno fijo estándar".

Un extra de lujo

Rivian

Los techos de vidrio electrocrómico o techos inteligentes no son un extra muy frecuente en la industria automotriz.

Los podemos encontrar como parte del sistema antideslumbramiento en los nuevos espejos retrovisores de Audi o de Mazda y también en joyas como el McLaren 720S Spider, que incorpora un nuevo sistema de techo duro retráctil eléctrico de fibra de carbono, disponible también con un cristal electrocrómico que cambia su opacidad al toque de un botón.

También lo incluye el McLaren GT by MSO, que se ha presentado recientemente en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach y que parte de los 176.000 euros.

Lo cierto es que este material presenta enormes ventajas y aplicaciones; esta tecnología puede sustituir cortinas y persianas, protege de los rayos ultravioleta en más de un 98 % y permite un gran ahorro de energía ya sea utilizado en edificios, aviones, hospitales o coches.

Aún sin nada en el mercado, Rivian ha confirmado sus dos primeros modelos, la pick-up Rivian R1T y el SUV Rivian R1S.

La potencia que rinden en conjunto los cuatro motores del Rivian R1T y del R1S es idéntica: 750 CV. Además, ambos dispondrán de hasta tres opciones de batería, con capacidades de 105 kWh, 130 kWh y 180 kWh, que permitirán cargar a una potencia de 150 kW. La autonomía en el caso de las baterías de mayor capacidad es de 480 kilómetros y 640 kilómetros respectivamente.

La RT1 está en camino de de convertirse en la primera pick-up totalmente eléctrica en producción, a la espera de la pick-up de Tesla. En cuanto al precio, partirá de los 69.000 dólares antes de incentivos en Estados Unidos, y entrará en producción el próximo año, mientras que el todocamino lo hará en 2021.

Mientras tanto, Ford ha anunciado la inversión de 500 millones de dólares para desarrollar conjuntamente un nuevo modelo de coche eléctrico sobre la base de la versátil plataforma Rivian. Un nuevo modelo que se uniría a la gama de coches eléctricos que prevé tener la firma del óvalo en 2022.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio