Compartir
Publicidad
Publicidad

Mini E, cero emisiones para el Salón de Los Ángeles

Mini E, cero emisiones para el Salón de Los Ángeles
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A principios de verano se informaba de una serie de 500 Mini eléctricos para el estado de California. Bien, además de California, estarán disponibles también para los estados de Nueva York y Nueva Jersey y su llegada a Europa está siendo considerada.

El grupo BMW ha presentado el Mini E, un coche totalmente eléctrico y con cero emisiones, que será una de las novedades presentes en el Salón de Los Ángeles. Su puesta en carretera se hace con el fin de obtener datos de primera mano para el desarrollo de una producción en masa.

Las 500 unidades estarán disponibles para los futuros clientes a través de un Lease Plan de un año, con opción a prolongar este tiempo. Mensualmente, todos los coches pasarán una revisión y la carga de sus baterías se hará a través de un wallbox cedido a cada cliente. Pasado ese año, todos los Mini E volverán al grupo BMW para hacer los pertinentes tests, con el fin de comparar su comportamiento.

Mini E

El motor eléctrico entrega una potencia máxima de 104 204 CV con un par de 220 Nm, cifras más que suficientes para un utilitario destinado a la ciudad. El Mini E alcanza los 152 km/h de velocidad máxima, aunque ésta esté electrónicamente limitada. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos.

Se alimenta de baterías de ión-litio, situadas en el hueco de las plazas traseras, dejándolo como un biplaza para así poder aprovechar el espacio de carga. La unidad de almacenamiento se compone de 5.088 células dispuestas en 48 módulos, que a su vez se agrupan en tres baterías diferentes.

La carga depende del voltaje y amperaje de la línea, pero utilizando el wallbox, que aumenta el amperaje a níveles óptimos, la carga completa se hace en unas 2 horas y media. Con la carga al máximo, el Mini E tiene una autonomía de unos 240 kilómetros, más que suficientes para ir al trabajo día a día sin contaminar nada.

Otra medida de ahorro adoptada por su nuevo motor es la regeneración de energía para las baterías. Cuenta con un sistema de deceleración avanzado, con el que es posible no hacer uso de los frenos en el 75% de los casos. Cuando se levanta el pie del acelerador, el motor se convierte en un generador de energía, frenando el coche y aprovechando la energía cinética para recargar las baterías. Gracias a esto, su autonomía se ve incrementada en un 20 por ciento.

Su chasis y suspensiones se han adaptado a las nuevas masas que tiene que cargar. El reparto de peso se ha modificado para intentar acercarse lo más posible al 50/50, aunque no dan el dato concreto de su reparto de pesos. Otros sistemas, como el DSC o el ESP son los mismos que se utilizan en el resto de la gama, pero adaptados a los nuevos pesos.

Y como se comentó con anterioridad, la planta de Oxford será la encargada de su producción, que está prevista para finales de 2008.

Fuente | Mini
En MotorPasion | 500 Mini eléctricos para California

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos