Publicidad

Xiaomi dice no estar pensando en fabricar un coche eléctrico, pero sería muy lógico que diera este paso

Xiaomi dice no estar pensando en fabricar un coche eléctrico, pero sería muy lógico que diera este paso
4 comentarios

A raíz de un artículo en la prensa china, los rumores que apuntaban a Xiaomi como el siguiente fabricante de electrónica de consumo en apuntarse al coche eléctrico se intensificaron. Apple, tras años de jugar al despiste, ha finalmente medio reconocido que sí, buscan a corto plazo lanzar al mercado un coche eléctrico. Por tanto, en principio, que Xiaomi se lanzase también al mismo mercado, no parecía una idea tan descabellada.

Finalmente, la marca publicó un comunicado en el que asegura que “han estado prestando atención a los desarrollos en la industria de los vehículos eléctricos y estudiado continuamente las tendencias relevantes de la industria. El Grupo no ha iniciado ningún proyecto formal sobre el estudio del negocio de fabricación de vehículos eléctricos".

Oficialmente, Xiaomi no producirá un coche eléctrico. Pero tampoco significa que no lo estén pensando, en especial su CEO y fundador Lei Jun. Su marca ha invertido en el pasado en diferentes startups chinas de coches eléctricos.

En 2013, Lei Feng visitó hasta en dos ocasiones Tesla para hablar de diversificación de negocios. En 2015, Lei Jun invirtió en una nueva compañía de vehículos eléctricos: Weilai, que posteriormente pasaría a llamarse NIO. Por último, en 2019, Xiaomi hizo una inversión como socio estratégico de hasta 400 millones de dólares en Xpeng.

Xpeng coche eléctrico Xpeng G3

Además, Xiaomi ya ha hecho una pequeña incursión en el mercado de los coches. Y lo ha hecho siguiendo el mismo modelo de negocio que para el resto de su extenso catálogo, aplicando su diseño y su marca a un producto ya existente, en este caso, un Bestune  T77 de marca FAW.

Es decir, Xiaomi lleva tiempo tanteando la manera de entrar en el mercado de los coches. Y una manera más sencilla para una marca de electrónica de consumo es hacerlo vía el coche eléctrico. El Bestune T77 remarcado como Redmi es ante todo un globo sonda, para ver si Xiaomi es capaz de vender con el mismo éxito y de la misma forma un coche que un móvil o un patinete.

Xiaomi coche eléctrico FAW Bestune T77 que sirve de base para el Redmi de Xiaomi

Sin embargo, viendo las dificultades que tiene Apple para que alguien le fabrique su coche, y lo que le ha costado a Tesla asentar sus primeros beneficios -unos 10 años-, la idea de que Xiaomi se lance a la venta de un coche eléctrico parece sorprendente. Y sin embargo, no lo es.

No se trata de saber si Xiaomi venderá coches eléctricos o no, sino cuándo

Por una parte, Xiaomi, que ha invertido en Xpeng y NIO, podría a término llegar a un acuerdo con esas compañías. Tampoco podemos olvidar que Foxconn ha presentado su plataforma para coche eléctrico, disponible a partir de 2025, para todos.

Xiaomi El interés de Xiaomi en el coche eléctrico estaría en los servicios asociados a su uso, más que en el coche en sí.

El gigante de Taiwan asegura, además, que en 2024 tendrá lista para su comercialización una batería de estado sólido. En ese sentido, Xiaomi tendría unas facilidades que Tesla no tuvo (desarrollo y fabricación de la mayor parte del proyecto en interno) y que Apple parece no poder lograr a día de hoy (Hyundai y Nissan ya han dicho que no a colaborar el gigante estadounidense).

Y por otra parte, a Xiaomi le interesaría el coche eléctrico porque es el siguiente paso lógico de su modelo de negocio. La primera es que el coche eléctrico y a ser posible autónomo, al igual que los móviles, lavadoras, patinetes y balanzas que vende, no son su negocio a medio plazo. Su negocio estaría en el internet de las cosas, el Big Data y los servicios asociados al producto.

Xiaomi

Si nos fijamos en el caso de los móviles, el sistema operativo de los Xiaomi es el MIUI y cuenta con más de 171 millones de usuarios activos al mes. Xiaomi, básicamente, vende un dispositivo vía e-commerce para que utilicemos sus servicios en internet, que es donde realmente piensa ganar mucho más dinero (publicidad, compras, datos, etc). El coche eléctrico es la promesa de nuevos usuarios y sobre todo de nuevas áreas de negocio y nuevos servicios que vender.

Al final, el interés de Xiaomi en el coche eléctrico se puede resumir a la manida metáfora vista en 'El Lobo de Wall Street' en el que los candidatos deben vender un bolígrafo. El truco no está en vender las cualidades del bolígrafo, sino lo que puede aportar y responder así a una necesidad, sea natural o creada.

En el caso del coche eléctrico, esto podría ser desde reservas en restaurantes, descuentos en puntos de recarga, servicios de streaming a bordo, publicidad en función del uso que hagamos del coche y de esos servicios asociados, entrega en el maletero del coche de productos comprados a Xiaomi o a terceros, etc.

Xiaomi dice no estar interesado en el coche eléctrico y que “no ha iniciado ningún proyecto formal”. Pero no cabe duda que están siguiendo muy de cerca los avances del sector. La cuestión ya no es saber si Xiaomi entrará en el sector o no, sino cuándo.

En Motorpasión | Probamos el BMW iX3, el SUV medio que se ha convertido en coche eléctrico con 460 km de autonomía

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio