Vas a por un móvil y sales con un Volvo. MediaMarkt ha empezado a vender coches eléctricos

Vas a por un móvil y sales con un Volvo. MediaMarkt ha empezado a vender coches eléctricos
16 comentarios

Desde el intento infructuoso de Amazon allá por 2017 (el experimento se quedó en operaciones de promoción de algunos coches) hasta LIDL pasando por FNAC, cada vez son más las compañías y grandes superficies que se atreven con la venta de coches, desafiando el modelo tradicional a través de concesionarios.

Ahora es MediaMarkt quien vuelve a ofrecer la posibilidad de comprar coches en una nueva macrotienda en Madrid, pero esta vez 100 % eléctricos. Esto es lo que nos han contado.

Mediamarkt2
Foto: MediaMarkt.

La compañía de distribución de electrónica de consumo ha abierto una nueva superficie en Majadahonda (Madrid) en la que ofrece, por el momento, tres modelos: el Volvo C40 Recharge, el Fiat 500e y el Citroën Ami, todos 100 % eléctricos y con un rango de precios bastante diferenciado.

El Volvo C40 arranca en 48.884 euros, el Fiat 500 eléctrico en torno a los 26.000 euros mientras que el cuadriciclo ligero Ami parte de los 7.200 euros.

Junto a ellos, se venden motocicletas eléctricas del grupo Piaggio, Bensom y Harley Davidson, con su modelo LiveWire 100 % eléctrico, además de patinetes eléctricos y eBikes.

Desde MediaMarkt nos cuentan cuál es su cada vez menos atípico modelo de venta:

"En estos momentos se trabaja a través de un formato híbrido entre vehículos y motos que venden de forma directa desde la compañía, y otro que lo hacen a través de las propias marcas", explican.

De momento un experimento en el que habrá que ver el nivel de aceptación de este modelo de venta.

¿El principio del fin de los concesionarios o solo un experimento?

Concesionario

Ya en 2020 MediaMarkt comenzó a vender vehículos en Alemania, pero previamente, en 2016, ofreció un Fiat 500 que se podía comprar junto a un smartphone y unas gafas de realidad virtual.

Tesla fue una de las primeras compañías que abrió la veda con su modelo de ventas online, saltándose a los concesionarios, pero ha tenido bastantes problemas. Y es que las leyes de muchos estados les impiden vender los coches online porque está prohibida la venta directa, han de pasar por un concesionario sí o sí.

El "objeto de movilidad eléctrica", como le gusta a Citroën denominar a su Ami, también ha estado disponible en superficies como FNAC, que se convirtió en distribuidor oficial junto al fabricante galo.

LIDL es otro ejemplo de cómo ha ido cambiando el modelo de venta en la industria automovilística. El pasado año propuso en Alemania el leasing el Renault Twingo, el Renault Clio y el Kia Stonic, y este verano ofreció en modalidad de suscripción un coche eléctrico chino, el Elaris Finn a través del distribuidor like2drive.

Amazon también tuvo en su catálogo en 2017 algunas promociones temporales de coches, pero no llegó a prosperar. De momento parece que se trata de un modelo de venta cada vez más asentado pero que no ha llegado a cuajar.

Temas