La batería de estado sólido del Nio ET7 pesa 200 kg menos que la batería de un Tesla y da 280 km más

La batería de estado sólido del Nio ET7 pesa 200 kg menos que la batería de un Tesla y da 280 km más
28 comentarios

Nio presentó recientemente su nuevo buque insignia, la berlina Nio ET7. LO hizo anunciando unas cifras descaradamente llamativas que no hacían sino alimentar la percepción que se tiene de la marca de ser el “Tesla chino”. Para el ET7 la marca anunció 1.000 km de autonomía y una batería de 150 kWh.

Aunque lo realmente impactante es el hecho de que use una batería de estado sólido. Sería toda una primicia en la industria, superando incluso al grupo Toyota, considerado hasta ahora el grupo más avanzado en ese campo, con un primer prototipo previsto para 2021.

Las baterías de estado sólido son vistas como la próxima gran innovación, la que permitiría dar el salto definitivo hacia la movilidad eléctrica. Este tipo de baterías tienen una mayor densidad energética, lo que permite un mayor almacenamiento en una batería más pequeña y por tanto una mayor autonomía.

Destacan también por una mayor integridad interna y por tanto una mayor seguridad, lo que a su vez permitiría utilizar recargas rápidas con mayor frecuencia que con las actuales de electrólito líquido.

Nio ET7

Nio no ofrecerá la nueva batería hasta 2022, por lo que aún queda algo de tiempo, pero la nueva batería de 150 kWh ofrecerá 1.000 km en el ET7 con una sola carga. Ese es una autonomía considerable y un notable paso adelante con respecto a la oferta actual.

Nio utiliza el desfasado ciclo NEDC para hablar de la autonomía de su nuevo modelo (es el que todavía se utiliza en China), lo que levanta ciertas preguntas acerca de la densidad de la batería y de su tecnología.

La batería del Nio ET7 llevaría la compañía china a lo más alto de la innovación

Nio ET7 Nio day

La batería de Nio tendría una densidad de 360 Wh/kg, según el fabricante, frente a los 160 Wh/kg de la batería de Tesla de 100 kWh, por ejemplo. La batería de 100 kWh de Tesla pesa unos 625 kg y confiere al Model S un máximo de 719 km de autonomía, también ciclo NEDC. La batería del Nio ET7 con 360Wh/kg, por su parte, pesaría unos 416 kg. Reducir el peso de un coche en más de 200 kg beneficia sin duda al consumo y por ende a la autonomía.

Esta batería de 360 Wh/kg del ET7 no estará disponible hasta 2022. Si finalmente llega al mercado con estas especificaciones, Nio no tendrá un as en la manga, tendrá EL as. Y es que, además, lo que Nio ha desvelado es en realidad una batería de estado semisólido, con electrolito híbrido de solidificación interna. Una suerte de batería intermedia hacia la verdadera batería de electrolito sólido.

Pero, ¿quién es el fabricante de esa batería? Nio se niega a desvelar el fabricante, al menos de momento. Aunque según la prensa china, se podría tratar de CATL, actual proveedor de Nio y cuyas investigaciones de 2019 desembocaron en una batería con una densidad energética de 304 Wh/kg.

Y todo eso con una batería de estado semisólido. ¿Qué densidad podrían entonces alcanzar con una verdadera batería de electrolito sólido? Nio dejaría entonces de ser el “Tesla chino” para suplantar a Tesla como paradigma de la innovación en el campo de los coches eléctricos.

En Motorpasión | Probamos el Hyundai Kona Eléctrico, sus 204 CV y autonomía real de 440 km demuestran que hay vida más allá de Tesla

Temas
Comentarios cerrados
Inicio