Compartir
Publicidad

Salen a la luz tres Bugatti clásicos que han descansado décadas en un granero belga, y ahora buscan dueño

Salen a la luz tres Bugatti clásicos que han descansado décadas en un granero belga, y ahora buscan dueño
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tres Bugatti escondidos durante décadas en un granero olvidado y custodiados por cientos de sacos de arena que llevaban haciendo de barricada medio siglo. Así empieza el tipo de historia de hallazgos que nos encanta descubrir, esta vez desde Bélgica.

Un escultor llamado August Thomassen adquirió a finales de la década de los 50 un Bugatti Type 49 Berline de 1932, un Type 57 Cabriolet de 1937 y un Type 40 de 1929, esperando poder restaurarlos y disfrutarlos. Pero fue imposible, y ahora se subastan por más de un millón de euros.

Una subasta millonaria

Bugatti

El escultor belga compró los tres vehículos a finales de la década de 1950 y principios de la década de 1960, cuando prácticamente no tenían ningún valor. Thomassen era un gran fanático del diseño y la ingeniería de Bugatti, según relata su hija al periódico De Telegraaf.

Bugatti

Los vehículos, un Type 49 Berline y un Type 57 Cabriolet, ambos con carrocería personalizada, se mantuvieron y utilizaron como vehículos diarios durante muchos años, mientras que también hay un Type 40 de 1929, para el cual Thomassen iba a crear su propia carrocería. Sin embargo, un accidente impidió que terminara el proyecto y se quedó en la estructura de madera.

El amor de Thomassen por la marca quedó inmortalizado cuando esculpió el busto de Ettore Bugatti que actualmente se exhibe en el Museo Nacional del Automóvil en Francia.

La hija del propietario dijo que con frecuencia recibían ofertas de los coleccionistas a medida que aumentaba el valor de los vehículos, pero su padre se negó a separarse de sus preciados tesoros, a pesar de que "casi no tenían dinero como familia".

Finalmente, la pobre situación financiera de Thomassen lo obligó a encerrar los vehículos en el granero de su estudio en Bélgica, bloqueando la puerta con pilas de bolsas de arena para mayor protección.

bugatti

Los tres Bugatti permanecieron encerrados en el granero hasta el año pasado, cuando alguien irrumpió en el edificio, supuestamente con la intención de robar. Como Thomassen ahora tiene 95 años y no puede conducir, se tomó la decisión de dejarlos marchar junto con un Citroën Torpedo de 1925 que también descansaba junto a ellos.

Después de ponerse en contacto con varias casas de subastas, decidieron que la elegida para venderlos sería Artcurial, que envió un equipo para examinar y recuperar los vehículos. Los tres Bugatti serán subastados en el evento Rétromobile de la casa de subastas en París el 8 de febrero.

Mientras que se espera que el Type 40 se subaste por entre 100.000 y 130.000 euros, el Type 49 puede alcanzar los 200.000 euros, una cantidad comedida teniendo en cuenta que la estrella del lote, el Type 47 Cabriolet, puede llegar a los 600.000 euros.

Foto | Artcurial

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio