Publicidad

Sale a la luz la mejor colección de coches clásicos americanos, abandonada durante 30 años

Sale a la luz la mejor colección de coches clásicos americanos, abandonada durante 30 años
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Larry Schroll coleccionaba coches clásicos a escala 1 como otros los Hot-Wheels. No era millonario, pero sí poseía un lugar donde tener todos los coches que compraba en su granja de Pennsylvania. Falleció en 2018 y empezó con su hobby en 1960.

A lo largo de ese periodo de tiempo reunió más de 50 coches. Sin embargo, su familia, que heredó la granja, no entiende de coches y no quería vender la ecléctica colección coche por coche, así que le pidieron a Matt Murray de IronTrap Garage que les ayudara a valorar la colección de cara a venderla por lotes en una subasta.

Según cuenta Murray, Schroll no tenía prejuicios a la hora de comprar coches. Simplemente compraba los coches que le gustaban o que consideraba que eran raros y dignos de coleccionar. Obviamente, los modelos de fabricación local abundan. No encontramos con varios Ford anteriores a 1945, incluyendo un Model T Sedan de 1922 y un Model A.

Tampoco faltan coches estadounidenses de la segunda mitad del siglo XX, como un imponente Mercury 55, un par de Lincoln Continental (uno de 1962 y otro de 1972), un rarísimo Ford Ranchero GT de 1979 o un incluso un Ford Mustang de 1989.

Cochs clasicos, pero también hot-rods y customs

Pero Schroll se había hecho también con modelos tan dispares como un Ford T Bucket de 1923 convertido en hot-rod (con enorme V8 aparente y flamming en los laterales incluido), un Gremlin X, varios Volkswagen Escarabajos y hasta un Renault 8 que, al juzgar por la matrícula, estuvo en circulación por Pennsylvania hasta 1970. Ya es raro encontrarse con un Renault al otro lado del charco pero lo es aún más toparse con una fuera de California.

Por supuesto no faltan modelos emblemáticos, como un Ford Thunderbird de 1955 o un Corvette de 1973. Ambos modelos, se ve que estuvieron en circulación y solo necesitarían un lavado y cambiar unas pocas cosas para que vuelvan a rodar. Schroll no se limitaba a acumular coches, los que estaban en condiciones, los usaba.

Los coches, así como los recambios, juguetes y demás objetos de colección que Schroll acumuló empezará a salir a subasta a partir del próximo mes de junio de la mano de Rentzel's Auction Service. En su web se pueden ver las fechas y los listados completos de lo que saldrá a la venta. Para muchos esta colección es sencillamente la mejor que pueda haber por ser justamente tan ecléctica.

En Motorpasión | Probamos el Corvette Z06 Competition: 650 CV y 881 Nm de desmadre a la americana | El misterio sin resolver del Bugatti Type 57 Atlantic 'La Voiture Noire', inspiración para la bestia de Ginebra

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios