Compartir
Publicidad
Publicidad

Citroën DS3 R3, el DS3 de carreras

Citroën DS3 R3, el DS3 de carreras
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para los clientes más radicales, la marca de los chevrones tiene en sus filas el Citroën DS3 Racing, pero siempre habrá alguien que busque algo más. Y ese algo más pasa por las competiciones de rally y ahí entra en escena la nueva máquina francesa, el Citroën DS3 R3, un coche destinado únicamente a la competición.

Basado en el modelo de producción, el único refuerzo estructural que se le ha hecho lo encontrarán sus compradores en la jaula de seguridad del interior, lo que confirma que el Citroën DS3 tiene una buena base para convertise en un coche deportivo a tener en cuenta en su versión más deportiva.

Las especificaciones con las que se ha diseñado este Citroën DS3 R3 se rigen por la normativa FIA del Grupo R3T. Como es de esperar, el motor montado es el 1.6 THP al que se le añaden componentes de competición como el árbol de levas, pistones, bielas, sistema de escape, el turbo y la unidad de gestión. Gracias a ello, su potencia sube hasta los 210 CV.

Citroën DS3 R3

El aumento de potencia no es muy significativo, ya que solamente aumenta su potencia máxima en 10 CV respecto al Citroën DS3 Racing. Los cambios en el motor se aprecian, significativamente, en su par máximo, que pasa de los 275 Nm del modelo comercial a los 350 Nm. Una cifra realmente buena para un motor de esa cilindrada. Y sobre todo, para un coche de ese tamaño.

La caja de cambios, como en el Citroën C4 WRC, es una secuancial semiautomática de seis velocidades con levas en el volante y doble embrague. Todo el sistema de gestión de la caja de cambios se hereda del modelo de producción, pero adaptado a la nueva caja de cambios. Por cierto, esta caja está equipada con una unidad de control que solo permite el cambio de marchas cuando los parámetros del motor son los óptimos.

Por supuesto, todo el sistema de suspensiones ha sido revisado. Dadas las circustancias en las que tienen que competir en rallys (con diferentes superficies). Los ejes son más ligeros y resistentes, así como los amortiguadores, con diferentes configuraciones, dependiendo del terreno en el que competir.

El precio que dan en la nota de prensa es que es un coche de competición realmente asequible. Nada más. Ningún número ni cifra concreta. Es posible que si supiésemos lo que cuesta un coche de competición como este Citroën DS3 R3, más de uno se tiraría de los pelos...

En Motorpasión | Citroën DS3 Racing, nuevo rival para Mini Cooper S y Abarth 500

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos