Compartir
Publicidad
Publicidad

Citroën desvela el DS High Rider

Citroën desvela el DS High Rider
Guardar
40 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El segundo modelo de la gama DS ya está aquí, perdón, el concept que lo anticipa más bien. El Citroën DS High Rider es una declaración de intenciones sobre un modelo superior al DS3, presumiblemente se llamará DS4 aunque con todo nos pueden sorprender con eso de la Creative Technologie.

Mide 4,26 metros de largo, como un compacto, 1,82 metros de ancho y 1,48 metros de alto. Aunque la altura respecto al suelo es más elevada de lo normal, no es un coche alto ni mucho menos. Las llantas son de 19 pulgadas, haceos idea de cuáles son las proporciones. El diseño está a la última en tendencias de compactos.

Está propulsado por una combinación de motor diesel y motor eléctrico, es decir, un híbrido. Los franceses se están haciendo de rogar mucho con su tecnología híbrida, pero aporta un toque de originalidad. El eje delantero se mueve con motor diesel, el trasero es eléctrico, es decir, tiene tracción total.

Citroen DS High Rider

Es un híbrido puro con un diseño bastante simplificado, ya que no hay conexión mecánica entre los motores. Presumiblemente un generador asociado al motor diesel manda electricidad al eje trasero cuando es necesario o la recupera de una batería especial. No hay ningún dato sobre su potencia o prestaciones.

No es una idea precisamente nueva, pero sí poco habitual. De hecho los Nissan Cube de primera y segunda generación tenían versiones de tracción total, pero sin batería, de modo que no eran híbridos. El DS High Rider permite circular con cualquier combinación de motores: solo diesel, solo eléctrico o ambos.

¿Qué pasa si esta tecnología se aplica pongamos al nuevo Citroën C4? Básicamente perderá un poquito de espacio útil del maletero, pero en conjunción con un 1.6 HDi de 112-115 CV bajaría con facilidad de 4 l/100 km, con una potencia combinada de 120-130 CV. A ver si lo sacan a la calle de una vez.

Las fotografías originales salen demasiado amarillentas, las he aplicado un balance de blancos y considero que se ven mucho mejor. Por cierto, los “hachazos” de las imágenes vienen así en origen, será cosa de la tecnología creativa esa o que alguien no estaba fino con el Photoshop en la central de Francia.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos