Compartir
Publicidad
Publicidad
Cuando la película se convierte en un anuncio de coches: los nueve 'product placement' de automóviles más descarados del cine
Cine, TV y juegos

Cuando la película se convierte en un anuncio de coches: los nueve 'product placement' de automóviles más descarados del cine

Publicidad
Publicidad

En televisión es habitual que te corten una serie o una película unas cuantas veces para hablarte del nuevo aspirador X, preguntarte a qué huelen las nubes o decirte que tu vida es incompleta si no has experimentado la conducción del nuevo modelo Y.

En el cine, los anunciantes no pueden interrumpir la película para venderte un coche nuevo. Sus anuncios se difunden antes de que empiece la película, mientras una parte del público sigue llegando. ¿Cómo lo solucionan? Poniendo uno de sus coches en el film. Lo que en la industria se conoce como product placement o emplazamiento publicitario, en castellano. A veces es algo sutil y otras no tanto. He aquí los product placement de automóviles más descarados que recordemos.

Lykan Hypersport en Fast7

En la última entrega de la saga Fast & Furious, al ver el Lykan Hypersport, al personaje de Brian O'Connor no se le ocurre otra cosa que recitar la ficha técnica y el precio del modelo en cuestión, hasta el punto de quedarse sin aliento. Todo muy natural... Sólo le faltó decir : "para más información visiten lykan.com".

General Motors y Transformers

La colocación de los coches de General Motors en la saga de los Transformers, llegó a niveles insospechados. A priori, el personaje original de Bumblebee, un Volkswagen Beetle, no se cambió en un Chevrolet Camaro a petición de GM sino porque a Michael Bay le recordaba demasiado a Herbie. Es tan descarado que si os fijais, todos los Autobots son modelos de GM o bien superdeportivos, como Ferrari. Lo más descarado llega cuando en Transformers 2, el Corvette Stingray Concept corta en dos el Audi R8 con un "Damn, I'm good!".

BMW y los James Bond (era Pierce Brosnan)

Si el agente 007 conduce en las películas habitualmente un Aston Martin y no un Bentley como en las novelas es porque ni Bentley ni Jaguar les dejaron un coche en la primera películas. David Brown aceptó dejarles un par de DB5 y fue el mayor golpe publicitario de la marca.

Con Pierce Brosnan interpretando al agente 007, BMW vio una oportunidad para colarse y ser proveedor del agente secreto más famoso del cine. Así, a lo largo de las entregas pudimos ver un BMW Z3, un BMW Serie 7 y un BMW Z8.

Audi y Iron Man

Quizá escaldados por la jugada de "Transformers", Audi puso a disposición de la productora de las películas de Marvel un Audi R8 que iría asociado al personaje de Iron Man. A lo largo de las películas, podrás ver el R8 original, la versión descapotable e incluso una de las primeras versiones del R8 e-Tron.

05 Paramount Iron Man Audi R8

Aston Martin y James Bond (era Daniel Craig)

Aston Martin supo aprovechar, de nuevo, la saga del agente 007 para colocar sus modelos en la película en el momento oportuno. La mayoría de los críticos y de los fans están de acuerdo en que Daniel Craig es el mejor 007 desde Sean Connery. Y la taquilla les da la razón. Así en "Casino Royale" pudimos ver el Aston Martin DBS antes de su lanzamiento y en "Spectre", el DB10 que prefigura el DB11 que podremos ver en marzo en el Salón de Ginebra.

Ford y James Bond (era Daniel Craig)

Lo de General Motors en Transformers no es nada en comparación con lo de Ford y "Casino Royale". El Ford Mondeo IV (2006-2014) se presentó al público y a la prensa por primera vez en la película "Casino Royale". La escena de conducción cuando llega al hotel es tan descaradamente un anuncio que se llegó a usar como tal en televisión y en cine. Más tarde, Ford repetiría la jugada con el nuevo Ford Ka.

Luego, en el hotel, es como estar en un universo paralelo donde todo el mundo conduce un Ford o un coche del ahora difunto Premier Automotive Group: Land y Range Rover, Volvo, Jaguar y Lincoln.

Jaguar y James Bond (era Daniel Craig)

Con el lanzamiento del Jaguar F-Type, la agencia de comunicación de la marca se dio cuenta que en el cine de Hollywood, casi siempre es un sujeto británico que interpreta al malo de la película. Y tuvieron la idea de asociar al F-Type el eslogan "It's good to be bad". Pero la cosa no se quedó ahí. En "Spectre" pusieron a disposición de los malos una flota de Land Rover Defender, Range Rover Sport y, por supuesto, un CX-75. Vale, también pusieron a disposición de M un Jaguar XJ, ya sea para disimular o por cuestiones de realismo (es el típico coche de alto cargo en el Reino Unido).

Acura y Iron Man en The Avengers

Tony Starck, que conduce siempre un Audi R8 en "Iron Man", conduce exclusivamente un Acura cuando hace equipo con Captain America o Thor en "The Avengers". De hecho, todos los agentes de S.H.I.E.L.D. usan modelos Acura en las películas.

07 Topluxurycarsnet Avengers Acura Nsx

MINI en Pixels

En Pixels, Adam Sandler y sus amigos tienen que salvar la Tierra de un ataque alienígena. Concretamente, deben impedir que un Pac-Man gigante ingurgite el planeta. Los enemigos de Pac-Man eran cuatro fantasmas: Inky, Pinky, Blinky and Clyde. Así, los héroes de la película atacan a Pac-Man con cuatro MINIs pintados de los mismos colores que los fantasmas del videojuego y con la matrícula a juego.

09 Columbia Pixels Mini Cooper 1024x683
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos