Compartir
Publicidad
Publicidad

La chatarra de Aston Martin DBS es rentable

La chatarra de Aston Martin DBS es rentable
Guardar
25 Comentarios
Publicidad

Menos mal que están en producción, si no los Aston Martin DBS estarían en peligro de extinción por culpa de James Bond. Cayó uno por fines cinematográficos en Casino Royale, otro para Quantum of Solace en rodaje, pero esperad, que antes de ese, se cargaron otro. Esa vez no había una cámara para filmarlo, porque no se estaba rodando.

Uno de los seis coches que se usaban para el rodaje cayó accidentalmente al lago Garda, en Italia. Bueno, maticemos, “accidentalmente”. Era conducido por un técnico de Aston Martin para llevarlo a filmar. Pese a cómo quedó el coche, sólo sufrió heridas leves. Tenía que haber acabado en el agua de todas formas, pero con la claqueta detrás de la cámara, no ahí.

Aston Martin DBS

Quedó hecho una piltrafa, pero no hay mal que por bien no venga, su chatarra se ha vendido a un buen precio. 255.000 euros se han pagado por los restos del coche, que nuevo vale 60.000 euros menos. Esto es ser un fanboy de James Bond y el resto son tonterías. Daniel Craig se alegra de que sólo se haya perdido un coche y no al conductor, pero aun así, duele.

Vale, el comprador se lleva a casa un pedazo de historia de Aston Martin, pero no creo que haya sido precisamente una compra inteligente.

Vía | 4WheelsNews
Fuente | Luxist, MI6
En Motorpasión | James Bond destroza otro Aston Martin DBS para su nueva película, El Aston Martin DBS de James Bond, imágenes tras el rodaje

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos