Compartir
Publicidad

BMW X5 M50i y BMW X7 M50i: dos SUV grandes con 530 CV para bajar de 5 segundos en el 0-100 km/h

BMW X5 M50i y BMW X7 M50i: dos SUV grandes con 530 CV para bajar de 5 segundos en el 0-100 km/h
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los BMW X5 y BMW X7 son unas bestias imponentes. Miden 4,92 metros y 5,15 metros de largo, respectivamente. Ahora, con la llegada de los BMW X5 M50i y BMW X7 M50i, añaden al diseño, las garras. Ambos modelos equipan el V8 4.4 litros biturbo de la marca que desarrolla 530 CV y son capaces de cubrir el 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos.

Lo más destacable de estos dos SUV insignia de BMW es el motor. Se trata del V8 de 4.4 litros biturbo que ya hemos visto en otros BMW, como en el M550i xDrive y el M850i xDrive. En los X5 y X7 equipa una nueva aleación de aluminio para el bloque motor, pistones recubiertos de una resina impregnada de grafito, así como un cárter y cigüeñal actualizados. Los turbos, situados entre las dos bancadas de cilindros son ahora más grandes.

Bmw X7 M50i 02

El V8 4.4 litros entrega 750 Nm a 1.800 rpm de par máximo, valor que permanece disponible hasta las 4.600 vueltas. Ahí es nada. La potencia, decíamos, culmina en 530 CV a 5.500 rpm.

El motor va exclusivamente asociado a la tracción integral xDrive y a un cambio automático de 8 relaciones, con gestión electrónica propia que incluye una función Launch Control. Así, BMW anuncia un 0 a 100 km/h en en 4,3 segundos para el X5 M50i y en 4,7 segundos para el X7 M50i.

Prioridad al eje trasero

Bmw X5 M50i Instrumentos

Estos nuevos integrantes del cada vez más concurrido segmento de los SUV de altas prestaciones cuenta con una puesta a punto de la tracción integral que da prioridad al eje posterior, pero que es capaz de repartir automáticamente al 100 % el par motor hacia las ruedas delanteras si las condiciones de adherencia así lo requieren.

Las diferencias entre los dos modelos se sitúan en las suspensiones. Mientras que el X5 M50i dispone de amortiguadores pilotados, el X7 M50i dispone de una suspensión neumática con altura regulable (disponible en opción en el X5 M50i).

Bmw X5 M50i

Estéticamente, BMW no ha querido desvelar todavía el frontal de estas dos bestias (ni el peso, ni tampoco el precio en nuestro mercado), por lo que tendremos que conformarnos con las vistas laterales y las zagas, dominadas por las dos enormes colas de escape. En cuanto al no enseñar el frontal, ¿será una cuestión de tamaño de calandra? ¿Será para no darnos pistas de hacia donde va el diseño de los futuros BMW X5 M y X6 M? Pronto saldremos de dudas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio