Compartir
Publicidad
Así es el nuevo BMW Serie 8: con un V8 de 530 CV, es el modelo más agresivo y lujoso de la marca
Coupés

Así es el nuevo BMW Serie 8: con un V8 de 530 CV, es el modelo más agresivo y lujoso de la marca

Publicidad
Publicidad

Tuvimos un adelanto bajo la forma del BMW Serie 8 Concept como concept car y en los campeonatos de resistencia FIA WEC e IMSA WeatherTech SportsCar (IWSC), bajo la forma de BMW M8 GTE, pero está vez no hay truco. Así es el nuevo BMW Serie 8 (con código interno G15, para los fans de la marca). Se nos presenta primero bajo la versión más alta de la gama, el BMW M850i xDrive.

Si bien algunas de los nuevos modelos de BMW se nos antojaban un tanto conservadores en sus diseños, como el Serie 5 o el nuevo X4, no es el caso del nuevo BMW Serie 8. Después de un Serie 6 de diseño muy depurado y que no ha envejecido nada, este Serie 8 nos llega con una sabia mezcla de musculatura, agresividad y elegancia.

Musculo y agresividad en las clásicas proporciones de un cupé

BMW M850i xDrive 2019

Con 4.843 mm de largo, 1.902 mm de ancho, 1.341 mm de alto y una distancia entre ejes de 2.822 mm, este modelo de dos puertas adopta las clásicas proporciones de los cupés más deportivos. El capó es larguísimo, el habitáculo 2+2 casi echado encima del eje posterior y la zaga muy corta.

El frontal es pura agresividad, con los dos riñones -en un solo bloque- y enormes tomas de aire, los faros muy finos le dan esa mirada de felino. Por cierto, son los faros más delgados que cualquier modelo de BMW haya lucido hasta la fecha. Los faros LED son de serie; los faros LED adaptativos y BMW Laserlight con iluminación adaptativa y Selective Beam, de hasta 600 metros, están disponibles en opción.

BMW Serie 8
BMW M850i xDrive 2019

Los flancos están muy esculpidos, con un receso en la carrocería que proviene del extractor de aire lateral (parece funcional, pero habrá que verlo en vivo) y un faldón lateral protuberante. Todo sea por transmitir esa sensación de velocidad y fuerza incluso cuando el coche está aparcado.

BMW M850i xDrive 2019

La zaga, por su parte, resultará un tanto recargada. Las dos colas de escape incrustadas en el enorme difusor trasero cobran un protagonismo un tanto exagerado en relación a los dos extractores de aire laterales y los finísimos pilotos traseros LED. Si a eso le añadimos un portón de maletero convexo y un hueco de matricula un tanto grande, hay demasiadas líneas que se cruzan y luchan por ser las protagonistas de la zaga. Es ultra agresiva, sí, pero algo recargada.

La forma sigue la función

BMW M850i xDrive 2019

Si la carrocería del nuevo Serie 8 es más esculpida que la de sus predecesores es en parte por el enorme trabajo efectuado por BMW para cuidar la aerodinámica de su cupé. Los bajos están prácticamente sellados, equipa un control activo de las entradas de aire, cortinas y conductos laterales de guiado del aire que ayudan a reducir la resistencia aerodinámica.

En el BMW M850i xDrive Coupé, un alerón delantero adicional aporta más apoyo al eje delantero a altas velocidades. El techo se inspira en los clásicos deportivos, con una hendidura central que recuerda el doble abombamiento de algunos automóviles clásicos de competición.

BMW M850i xDrive 2019

Y por primera vez en un modelo que no es un puro producto de BMW M, podrá equipar en opción un techo en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). Las rejillas de las tomas de aire, las cubiertas de los retrovisores exteriores, el alerón trasero y el difusor trasero del paquete de carbono opcional, también están hechos de CFRP.

Un interior lujoso y clásico

Bmw Serie 8 Interior

En contrapunto al trabajado diseño exterior, el interior se muestra mucho más depurado. Tratándose de un BMW casi se podría hablar de minimalismo. Al más puro estilo clásico de los BMW, el habitáculo está divido en dos, con un consola central orientada hacia el conductor.

BMW Serie 8 cuadro de instrumentos
BMW Serie 8

Frente al conductor, un cuadro de instrumentos completamente digital (pantalla de 10,25 pulgadas) con información personalizable (navegación, ordenador de a bordo, música, etc). La consola central se compone de dos bloques. En la parte superior, una pantalla central para el sistema de infoentretenimiento, mientras que en la inferior están las bocas de ventilación y los controles más usuales del audio y del climatizador.

BMW M850i xDrive 2019

Este segundo bloque parece tener las mismas dimensiones que la pantalla, contribuyendo a despejar la consola central y dejarla depurada. n el túnel central, los controles de gestión motor, suspensiones, multimedia (iDrive) y un pomo de cambio automático de cristal. Sí, de cristal y es una opción.

Motores gasolina y diésel

BMW M850i xDrive 2019

El V8 es el corazón de este M850i. Según BMW se trata de un motor nuevo aunque conserve la cilindrada de 4,4 litros del actual V8 Twin Turbo. Los turbos ubicados en el interior de la V, el sistema de inyección directa de gasolina, el aislamiento térmico, el sistema de refrigeración, así como el encendido y la electrónica del motor, son solo algunos de los elementos que se han reconstruido, junto con el cárter.

Frente al V8 4.4 litros del BMW 650i, el nuevo propulsor desarrolla 68 CV más para culminar en 530 CV a 5.500 rpm. Entrega un par motor máximo de 750 Nm desde 1.800 rpm hasta 4.600 rpm (son 100 Nm más que en el 650i). Asociado a un cambio automático de 8 relaciones y a la tracción integral xDrive (con autoblocante trasero controlado electrónicamente), acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos. BMW anuncia un consumo medio homologado de 10,5 l/100 km.

Bmw M850i Xdrive 2019 El BMW M850i xDrive equipado con pack de fibra de carbono opcional

El BMW M850i xDrive estará a la venta en noviembre 2018 junto con el 840d xDrive Coupé equipado de un 6 cilindros en línea turbodiésel de 3.0 litros. Este motor desarrolla 320 CV y entrega 680 Nm desde 1.750 rpm. BMW anuncia para él un 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y un consumo medio de entre 6,2 y 5,9 l/100 km, según las opciones de neumáticos y otras configuraciones. Su sistema de control de emisiones, que incluye el catalizador SCR con inyección de urea, cumple con el estándar Euro 6d-TEMP.

Asistencias a la conducción y conectividad

BMW M850i xDrive 2019

En un buque insignia como el Serie 8 no podía faltar todo el arsenal de asistencias a la conducción de la que dispone BMW. Estos incluyen el Driving Assistant Professional, control activo de crucero con la función Stop & Go, asistente de dirección y de control de carril, advertencia de salida de carril, protección contra colisión lateral, ayuda de evasión, información de distancia de seguridad y advertencias de tráfico cruzado, de prioridad y de dirección prohibida.

BMW M850i xDrive 2019

Entre todos estos asistentes (hay tantos que acabas dudando si sabes conducir o incluso si deberías conducir) destaca un nuevo sistema que forma parte del asistente de aparcamiento. Según BMW “el nuevo Asistente de Marcha Atrás toma el control de la dirección para maniobrar el vehículo a lo largo de un trayecto realizado recientemente hacia adelante, en una distancia de hasta 80 metros”.

BMW M850i xDrive 2019

Por último, en el M850i xDrive están disponibles todos los servicios conectados de BMW Connected Drive vía tu smartphone, como el acceso al vehículo y arrancar el motor, o bien la integración de Microsoft Office 365 y Skype. Sin embargo, resulta más destacable la advertencia de peligro proporcionada por la conectividad con otros BMW.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos