Compartir
Publicidad

El BMW Serie 8 Cabrio llega en marzo de 2019, con un V8 biturbo de gasolina y un seis cilindros diésel

El BMW Serie 8 Cabrio llega en marzo de 2019, con un V8 biturbo de gasolina y un seis cilindros diésel
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado verano BMW presentó su nuevo y lujoso buque insignia, el BMW Serie 8 Coupé, y ahora el fabricante bávaro muestra por primera vez la versión descapotable o BMW Serie 8 Cabrio, que estará en concesionarios en el mes de marzo de 2019 con dos interesantes motorizaciones.

Hablamos de un descapotable del segmento de lujo que por dimensiones es prácticamente calcado al Serie 8 coupé, con 4,85 metros de largo -2,82 metros de batalla-, 1,9 metros de ancho y 1,34 metros de altura. A nivel estético mezcla rasgos deportivos con la máxima elegancia, y son de serie las luces LED adaptativas, aunque opcionalmente están disponibles los faros láser de BMW.

Como en todo Cabrio, su capota es una de sus señas de identidad. De serie es negra, aunque puede ser plateada en opción.Se trata de una capota multicapa de tela, que promete un gran aislamiento acústico, y que se abre y cierra de manera automática y en solo 15 segundos, pudiendo accionarse en marcha hasta una velocidad de 50 km/h.

BMW Serie 8 Cabrio
BMW Serie 8 Cabrio

La capota cuenta con biseles en color negro brillante, enrasados con los bordes de las ventanillas, y la cubierta que esconde la propia capota cuando está replegada goza de una superficie y unas costuras en colores a juego con las del interior (salpicadero, puertas, etc...). También es de serie el deflector de viento -se coloca entre los asientos traseros-, que mejora la comodidad de los pasajeros al evitar turbulencias de aire.

V8 de gasolina o seis cilindros diésel

En el momento de lanzamiento BMW ofrecerá únicamente dos motores, uno gasolina y otro diésel, ambos Euro6d-TEMP y asociados a un cambio automático y a la tracción total xDrive, que son los siguientes:

  • BMW M850i xDrive: La versión de gasolina es también la más potente de la gama, basada en un bloque 4.4 litros V8 biturbo con 530 CV y un par máximo de 750 Nm, asociado a un cambio Steptronic de ocho velocidades. Homologa un consumo medio de entre 9,9 y 10 litros a los cien kilómetros y sus prestaciones son de primer nivel; 0-100 km/h en 3,9 segundos y 250 km/h

  • BMW 840d xDrive: La opción turbodiésel cuenta con un motor 3.0 litros seis cilindros en línea de gasóleo, con 320 CV y un par motor máximo de 680 Nm. También se a un cambio automático Steptronic de ocho relaciones, pero en este caso el consumo homologado se mueve entre los 5,9 y los 6,3 litros a los cien kilómetros. Por último, acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y alcanza los 250 km/h.

BMW Serie 8 Cabrio
BMW Serie 8 Cabrio

Como es lógico, el descapotable cuenta con refuerzos estructurales adicionales con respecto al Coupé (barras de torretas, sección cruzada en los bajos, etc...), por lo que gana algo de peso. También incluye un sistema de protección antivuelco mediante dos barras de aluminio tras los reposacabezas traseros, que se despliegan si existe riesgo de vuelco.

También son de serie el chasis M adaptativo con amortiguadores pilotados, llantas de 19 pulgadas (245/40 R19 y 275/35 R19), el diferencial M Sport de control electrónico o la dirección activa integral (eje trasero direccional), y en el caso del M850i xDrive la dotación de fábrica incluye frenos deportivos M, llantas M de aleación y 20 pulgadas (245/35 R20 y 275/30 R20) o detalles exteriores en color gris Cerium.

Por su parte, el 840d xDrive ofrece un paquete deportivo M que añade llantas M de 19 pulgadas, escape deportivo M o logotipos M retroiluminados en los umbrales de las puertas, así como el paquete M Technic, con llantas de 20 pulgadas, frenos deportivos M (discos de 395 mm), diferencial deportivo M y embellecedores en negro brillante, o un paquete exterior con detalles de carbono.

BMW Serie 8 Cabrio
BMW Serie 8 Cabrio

También resulta interesante el llamado chasis M Adaptativo Professional, que cuenta con estabilización del balanceo de la carrocería, mediante motores eléctricos en ambos ejes que compensan los movimientos de la misma.

Interior digital y de gran calidad

Por supuesto, al habitáculo no le falta clase, gracias a asientos deportivos de ajuste eléctrico, tapicería y volante de cuero (que recubre también el salpicadero y las partes superiores de las puertas) o molduras decorativas, que en el gasolina lucen un acabado de malla de acero inoxidable y en el diésel de malla de aluminio oscurecido, o bien de madera de fresno o en negro piano (opcionalmente).

Entre los opcionales más interesantes destacan los reposacabezas con calefacción, los asientos climatizados, cargador inalámbrico para smartphones, volante calefactado, mandos acabados en cristal Crafted Clarity, o un sistema de sonido Bowers & Wilkins de 12 altavoces, en lugar del Harman Kardon de serie, también de 12 altavoces.

BMW Serie 8 Cabrio
BMW Serie 8 Cabrio

También equipa de fábrica el BMW Live Cockpit Professional, con navegador, instrumentación digital (con pantallas de 12,3 pulgadas y 10,25 pulgadas), reconocimiento de voz y asistente inteligente "Hola BMW". La marca anuncia además un maletero de 350 litros de capacidad con la capota cerrada, así como un respaldo trasero abatible en proporción 50:50.

En lo que a sistemas de seguridad se refiere, el Serie 8 Cabrio dispone de Head-Up Display, aviso de colisión con detección de peatones, aviso de cambio de carril, alerta de tráfico cruzado, lector de señales, asistente de aparcamiento con cámara de marcha atrás, alerta de colisión trasera, etc... Opcionalmente hay desde visión nocturna BMW Night Vision hasta control de crucero adaptativo con función Stop&Go.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio