BMW quiere que sus próximos coches eléctricos cuesten como uno de gasolina. Y asegura tener la batería para lograrlo

BMW quiere que sus próximos coches eléctricos cuesten como uno de gasolina. Y asegura tener la batería para lograrlo
10 comentarios

BMW detalla algo de lo que habrá bajo la piel de la Neue Klasse, la próxima generación de coches eléctricos que saldrá al mercado a partir de 2025. Empezó como un rumor, pero ahora es oficial. BMW está desarrollando celdas de batería redondas para sus futuros coches eléctricos.

Adiós a las celdas en formato prismático como hasta ahora, es decir, celdas incrustadas en estructuras rígidas, serán de formato cilíndrico. Estas celdas, prometen en BMW, permitirán unas baterías con mayor densidad energética y, sobre todo, tendrían un coste hasta 50% inferior con respecto a las actuales.

Y esto último es más importante que cualquier otro anuncio efectuado por BMW en relación a estas baterías.Y es que BMW tiene como objetivo de equiparar los costes de fabricación de los modelos eléctricos a los de los coches con motores de combustión más avanzados.

Si BMW consigue la paridad de costes entre coche eléctrico y de gasolina, sería una jugada casi maestra, pues de momento la diferencia de precio entre un eléctrico y un gasolina equivalentes es a menudo superior a los 10.000 euros.

La diferencia de precio es un freno para la movilidad eléctrica, sí, pero sobre todo es un freno para las ventas de las marcas. Y es este último punto que le interesa a una marca si en 2035 no va a poder vender otra cosa que no sean eléctricos. De momento, es sólo un deseo expresado por BMW, habrá que ver si lo logran.

Baterías desarrolladas y fabricadas por BMW

BMW celda batería Neue Klasse

BMW explica que “sobre la base de las hipótesis actuales del mercado, los costes pueden reducirse hasta en un 50%, en comparación con la quinta generación actual”.

Para lograrlo, BMW va a fabricar las celdas ella misma. Así, construirá hasta seis gigafactorías y cada una de ellas tendrá una capacidad máxima anual de 20 GWh. Se van a construir dos nuevas plantas de baterías en China, otras dos en Europa y otras dos en Norteamérica, sin especificar aún si será en México, Estados Unidos o Canadá.

Mientras tanto, BMW ya ha llegado a un acuerdo con los proveedores para utilizar en la medida de lo posible litio, cobalto y níquel reciclados. Además, BMW asegura que utilizará energía verde durante el proceso de fabricación para reducir los niveles de CO₂ generados (BMW quiere reducir su huella carbono de producción de baterías en un 60 %).

Celdas con una nueva química

BMW i4

De forma cilíndrica, como una pila, estas nuevas celdas tendrán un diámetro estándar de 46 milímetros. Se están diseñando en dos alturas diferentes y tendrán menos de cobalto y más níquel en el lado del cátodo, mientras que en el ánodo habrá más silicio para mejorar la densidad energética.

Por otra parte, la tecnología de estas baterías de sexta generación permiten el uso de cátodos de fosfato de hierro y litio (LFP). Esto significa que materias primas críticas, como el cobalto y el níquel, pueden evitarse por completo en el material del cátodo reduciendo así el coste de las celdas.

BMW i4 M

Las nuevas celdas, gracias a esta nueva química, permitirán a la batería de los nuevos BMW eléctricos disponer de una densidad energética 20 % superior a la de los modelos actuales. Es decir, a tamaño y peso idéntico, los nuevos eléctricos de la marca tendría hasta un 30 % más de autonomía.

La configuración de una batería con celdas cilíndricas está ganando cada vez más aceptación en la industria del automóvil, aunque no ofrece las mismas ventajas que las celdas prismáticas, más compactas y ligeras. Pero la gran ventaja de las celdas cilíndricas es su coste, pues son mucho más fáciles de producir.

Además, la conexión en serie o en paralelo de estas celdas en el seno de la batería limita el impacto de su desgaste. Si una célula cilíndrica llegase a fallar, las repercusiones en toda la batería serían mínimas, a diferencia de las celdas prismáticas. Además, las celdas cilíndricas ofrecen más posibilidades de control por parte del BMS (Battery Management Systema, o sistema de gestión de baterías).

Por último, la nuevas baterías de los Neue Klasse serán de 800V. Por el momento, salvo Hyundai, Kia o Porsche, muy pocos fabricantes más o menos generalistas ofrecen esta arquitectura, que permite una potencia de carga mucho mayor. Con un amperaje que puede llegar a los 500 A, BMW afirma que el tiempo de carga se reduce entre un 10 y un 80% en comparación con los coches eléctricos actuales.

Temas
Inicio