Compartir
Publicidad

BMW Serie 7

BMW Serie 7
48 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo BMW Serie 7 se presenta como una renovación global del modelo anterior, aunque manteniendo sus formas características.

Además de las novedades visibles, el nuevo BMW Serie 7 estrena varios sistemas como la nueva versión del iDrive, una suspensión adaptativa con un sistema de ayuda a la trazada girando las ruedas traseras, nuevos motores e incluso un sistema para acceder a Internet desde el coche.

Inicialmente se presentan las versiones 750i, 740i y 730d, y en carrocería larga (14 centímetros más) el 750Li y 740Li.

Diseño

A primera vista nos llama la atención el notable aumento de tamaño de la calandra característica de BMW en forma de riñones. Este cambio le confiere un aspecto más limpio a su diseño, sin perder el carácter que impone la berlina más grande de la marca. Una franja horizontal cromada situada debajo de la parrilla completa la sensación de aplomo del coche.

En su trasera, unos grupos ópticos con líneas redondeadas son el mayor cambio respecto a las líneas rectas que los formaban en la generación anterior. Los amantes de los parecidos razonables encontrarán cierta similitud con la trasera del Citroën C5 en lo que a las ópticas se refiere, con cristales claros y formas abombadas hacia el exterior. De nuevo, otra línea cromada horizontal completa una trasera sencilla pero elegante.

Tanto delante como detrás vemos luces LED, en la parte delantera también nos encontramos luces diurnas integradas faros de xenón.

Equipamiento y tecnología

En el nuevo BMW Serie 7 se ha apostado por un interior clásico renovado sin grandes sorpresas, una decisión habitual en BMW.

Sin embargo, debajo de su aspecto continuista nos encontramos varias novedades, como el nuevo sistema iDrive, que pretende ser un referente respecto a facilidad de uso. Como novedad, a través de él tenemos acceso a páginas web en Internet, con un sistema que se ha denominado BMW ConnectedDrive. Una nueva pantalla de 10,2 pulgadas con resolución de 1.280 x 480 px nos permite el acceso a todas estas opciones.

Una de las ventajas del acceso a Internet en el coche es poder configurar el climatizador a través de nuestro teléfono móvil, pudiendo así establecer la temperatura deseada unos minutos antes de coger el coche.

El cuadro de instrumentos es ahora una pantalla digital en el que se dibujan las esferas de los distintos indicadores. Cuando el coche está aparcado, nos encontramos con todo negro, pero al abrirlo se encienden los controles y se iluminan las esferas cromadas.

El nuevo BMW Serie 7 también estrena varios sistemas de seguridad y ayuda a la conducción. Se han mejorado algunos aspectos de los que ya se incluian (cámara de visión nocturna, asistente de cambio involuntario de carril, ayuda a la frenada por detección de colisión).

Por ejemplo, ahora se reconocen los límites de velocidad (de forma similar al sistema Opel Eye Camera), y la cámara de visión nocturna también reconoce personas que estén en las cercanías de la calzada y puedan resultar un peligro.

Motores

Inicialmente habrá dos motores gasolina y uno diésel, todos turboalimentados, con lo que BMW trata de mejorar la eficiencia en los consumos.

El BMW 750i es un 4.4 V8 biturbo con inyección directa y 407 caballos y 600 Nm de par. Con él, el BMW Serie 7 hace el 0 a 100 km/h en 5,2 segundos, y su velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h. Su consumo mixto homolgado en Europa es de 11,4 litros a los 100 km. En el momento de su lanzamiento, será el motor más potente disponible.

La segunda opción en gasolina es el BMW 740i, un 3.0 de seis cilindros en línea con 326 cv y 450 Nm de par, también con doble turbo. Su aceleración sigue siendo bastante buena, 5,9 segundos el 0 a 100, y el consumo se queda en 9,9 litros a los 100 km. Comparado con su predecesor, tiene 20 caballos más y un consumo un 12% menor.

La opción diésel es el BMW 730d, un 3.0 de 245 cv y 540 Nm de par, que también ha aumentado 16 caballos la potencia de su predecesor, reduciendo el consumo en un 10%.

Todos los modelos llevan sistema de regeneración de energía en la frenada, que no se utiliza para mover el coche pero ahorra el esfuerzo al motor para recargar la batería, como parte de las medidas de BMW EfficientDynamics.

El BMW Serie 7 incorpora un sistema Dynamic Driving Control, que permite escoger entre tres modos, Confort, Normal, Sports y Sports+. Además de cambiar la configuración de la suspensión, adapta también el comportamiento del control de estabilidad (DSC), la transmisión y la respuesta del acelerador y del volante.

Por primera vez, el BMW Serie 7 puede llevar un sistema de ruedas traseras directrices similar al del Renault Laguna GT. Este sistema gira hasta 3º las ruedas traseras para mejorar la estabilidad en las curvas, y también ayuda a la maniobrabilidad a bajas velocidades, reduciendo su radio de giro en 35 centímetros.

Fuente | BMW
En Motorpasión | Mas filtraciones: Nuevo BMW Serie 7

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio