Compartir
Publicidad

2015 Kia K900: la berlina llega a Los Ángeles con tracción al tren trasero

2015 Kia K900: la berlina llega a Los Ángeles con tracción al tren trasero
54 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Kia avanza con paso firme en Estados Unidos. Allí, donde sólo el año pasado vendió 557.559 vehículo, acaba de desembarcar en pleno Salón de Los Ángeles con el Kia K900, una berlina del segmento F para el mercado americano que tiene una particularidad: por primera vez, la firma de origen coreano lleva hasta América un modelo con tracción al eje trasero.

Basado en el modelo comercializado en Asia como K9 o Quoris, el K900 se presenta con dos posibles motorizaciones en inyección directa de gasolina GDI con distribución variable CVVT: un V8 5.0 que entrega 420 CV con 509 Nm de par máximo, y un V6 3.8 de 311 CV, que es ya el propulsor V6 más potente de la marca.

2015 Kia K900

Ambos motores se complementan de serie con transmisiones automáticas de ocho relaciones, cada una con sus desarrollos específicos. En Kia, esperan que el mix de ventas se decante, en un 70 %, por la versión V6 debido a una cuestión de precio. Aunque este no ha sido desvelado todavía con detalle, se situará entre los 50.000 dólares del precio base (unos 37.000 euros, al cambio) hasta los 65.000 dólares (48.000 euros, aproximadamente) del tope de gama.

2015 Kia K900

Para el interior, Kia ha hecho todo un despliegue de medios y calidades, en la línea de cumplir con las expectativas que sitúan a la berlina dentro del segmento de lujo. La lista de elementos que monta es impresionante, y de ellos destacan las pantallas LCD de 12,3 pulgadas, la iluminación interior por ledes, las cortinillas motorizadas en las lunas traseras o el primer HUD de Kia.

También es la primera vez que Kia monta en uno de sus modelos un avisador trasero de circulación transversal, además de los avances de seguridad ya presentes en la gama: detector de ángulo muerto, asistencia a la permanencia en el carril y cámara trasera.

2015 Kia K900

Para los niveles más altos de equipamiento, se prevén elementos como la refrigeración de los asientos posteriores, que son reclinables y cuentan con apoyo lumbar ajustable. Además, la tecnología de a bordo se gestiona a través de una pantalla de 9,2 pulgadas, que sirve de soporte para el sistema Kia's UVO de infotainment. El sonido corre a cargo de un apabullante sistema Lexicon de 900 W y 17 altavoces que se controla por un mando similar al iDrive de BMW.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio