Compartir
Publicidad
Publicidad
Los asistentes del Audi Q7 en ocho vídeos explicativos
Audi

Los asistentes del Audi Q7 en ocho vídeos explicativos

Publicidad
Publicidad

Los asistentes a la conducción son el equipamiento del momento, lo que todos los modelos nuevos llevan o desearían llevar en el caso de los más pequeños y humildes. Son una ayuda al conductor que evita accidentes y también un paso previo para la conducción autónoma.

Seguro que conoces todos o muchos de estos sistemas, pero hay algunos tremendamente novedosos y Audi nos convocó para poder probarlos. Por supuesto que aceptamos y nos pusimos al volante de unos cuantos Audi Q7 equipados con estos asistentes. Y es que algunos de ellos no son fáciles de probar si no te la juegas o lo haces en un entorno controlado.

Asistente de remolque

Empezamos por los más sugerentes y concretamente con el que más me ha llegado, el asistente de remolque (como el de Volkswagen). Si has tenido que pegarte maniobrando en más de una ocasión con uno o varios tipos de remolque sabrás valorarlo en su justa medida. Yo los he llevado de casi todos los tamaños y colores, además me gusta jugar con ellos y buscar el más difícil todavía maniobrando. Con este asistente se acabó mi extraña y perversa diversión.

El gancho tiene un sistema de plegado eléctrico y cuenta con un sensor para medir el ángulo de giro del remolque.

Para empezar el gancho de remolque opcional del Q7 es escamoteable, se esconde por completo tras el paragolpes y se despliega mediante un motor eléctrico cuyo mando está situado en el maletero. La bola de remolque tiene un anillo estriado que gira horizontalmente y sirve para que el coche sepa hacia dónde se mueve el remolque.

Este asistente sirve para diferentes tamaños de remolque y no hay nada que configurar, él solito aprende al circular unos metros estudiando los movimientos del remolque. La forma de actuar para maniobrar es a través del mando giratorio del sistema multifunción MMI, con ese mando dirigiremos el remolque y el coche se encargará de mover la dirección para lograr la trayectoria que le marquemos.

Podemos supervisar la maniobra por los retrovisores y gracias a las diferentes cámaras que equipa el vehículo. Si en vez de girar lo que queremos es ir recto, pulsamos el mando giratorio del MMI y avanzamos marcha atrás. Así de fácil y así de aparentemente sencillo. Realicé un giro marcha atrás de 90 grados a la primera y sin ningún esfuerzo, pero gente que no había llevado nunca remolque lo hizo también a la primera.

Asistente predictivo de eficiencia

Ya lo vimos y probamos durante la toma de contacto del Audi Q7 e-tron. Este sistema trabaja con el control de crucero adaptativo, el navegador y el sistema de reconocimiento de señales de tráfico. Prevé los puntos donde habrá que reducir la velocidad, los desniveles, etc. y optimiza el funcionamiento del control de crucero para conseguir la máxima eficiencia.

Asistente para atascos

Práctico y cómodo reduce la fatiga y el número de colisiones por despistes al circular en atascos. Funciona entre 0 y 65 km/h actuando sobre el control de crucero adaptativo e incluso sobre la dirección para mantener el coche dentro del carril si éste está bien delimitado.

Asistente de giro a la izquierda

Los giros a la izquierda entrañan peligro, ya que debemos invadir y cruzar el o los carriles del sentido contrario. Para evitar posibles colisiones el Q7 monitoriza el tráfico que viene de frente y, en caso de posible peligro, frena el coche por completo. Funciona entre 2 y 10 km/h y con el intermitente puesto.

Asistente de salida

Nos avisa con destellos luminosos cuando abrimos una puerta y se aproxima un vehículo por detrás. Estos destellos se emiten desde el retrovisor (igual que el asistente de ángulo muerto) y desde los leds situados en el guarnecido de puerta (la luz que emiten es roja) de las cuatro puertas, aunque pudimos comprobar que en momentos de fuerte iluminación pasaba desapercibida.

Asistente de tráfico cruzado trasero

No es muy nuevo pero sí es cierto que no es fácil encontrar la situación óptima para probarlo. Lo hicimos y comprobamos su correcto funcionamiento. Al salir de un aparcamiento en batería los sensores avisan si se aproxima un vehículo por alguno de los lados y emite un aviso visual y acústico. En caso de que el peligro sea inminente activa bruscamente los frenos.

Audi Pre-sense city

Probamos el pre sense city intentando atropellar a un maniquí lanzando el coche a 40 km/h. La cámara instalada en el parabrisas detecta el peligro, el sistema avisa acústicamente y llega a frenar por completo el vehículo para evitar el atropello en este caso o colisión. Además tensa los cinturones de seguridad delanteros, cierra ventanillas y techo solar, cierra la regulación de anchura de los asientos delanteros y conecta los warning.

Dirección a las cuatro ruedas

Por un lado podría no considerarse un asistente pero el eje trasero direccional no deja de asistir al conductor facilitando las maniobras, ya que reduce en gran medida en radio de giro. El Q7 con este sistema es capaz de girar en menos espacio de lo que parece y resulta curioso ver cómo las ruedas traseras giran en dirección contraria a las delanteras.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos