Publicidad

Este vídeo nos enseña cómo el Audi e-tron Sportback S gestiona el viento para maximizar su autonomía

Este vídeo nos enseña cómo el Audi e-tron Sportback S gestiona el viento para maximizar su autonomía
3 comentarios

La aerodinámica cada vez tiene más importancia en los coches modernos. No sólo cuenta para los coches deportivos, sino que en los coches eléctricos supone una cuestión fundamental de cara a maximizar los kilómetros que se pueden recorrer con cada recarga.

Después de haber presentado el Audi e-tron Sportback S, la firma de los cuatro aros nos ha querido explicar en un vídeo cómo se han enfrentado al aire en la versión deportiva de su primer coche eléctrico para crear el SUV con el mejor coeficiente aerodinámico del mercado.

La importancia de la aerodinámica en los coches eléctricos

Audi E Tron Sportback Aerodinamica 3

El exterior de los nuevos Audi e-tron Sportback parece muy similar al resto de coches de la compañía alemana, pero tiene sutiles diferencias. La marca de Ingolstadt ha introducido algunos cambios con los que minimizar la resistencia al aire y poder ampliar la autonomía útil de sus baterías.

De hecho, Audi ha trabajado tanto en la aerodinámica de los e-tron Sportback S que han conseguido crear el SUV con el mejor coeficiente aerodinámico del mundo, con un valor de 0,26 por el 0,28 del e-tron Sportback. Un valor que no sólo es mejor que el de su hermano el Audi e-tron, sino que es mejor incluso que el del SSC Tuatara (0,279) y mucho mejor que el de un Bugatti Chiron (0,35).

Audi E Tron Sportback Aerodinamica 1

Para conseguir esta mejora frente al viento, el e-tron Sportback equipa un paragolpes delantero cuya parte inferior de los laterales está ensanchada 23 milímetros con respecto al e-tron para albergar un nuevo diseño que mejora el flujo de aire sobre las ruedas delanteras.

Así, las entradas de aire laterales canalizan el aire hacia los pasos de rueda y eliminan las turbulencias que se producen justo en los laterales de éstas. Además, unas nuevas aberturas verticales justo en la parte delantera de los pasos de rueda también ayudan a dirigir el flujo y mejorarlo en los laterales del coche.

Las llantas de 20 pulgadas han sido diseñadas para contribuir a la minimización de los remolinos, mientras que en la parte inferior los bajos carenados y la tapa de aluminio que protege las baterías se han creado para mejorar el comportamiento aerodinámico y la suspensión neumática de serie puede reducir la altura de la carrocería hasta 26 mm.

Pero el control del aire no se limita simplemente a estudiar cómo se comporta alrededor del coche, sino que también tiene que pasar por el interior para refrigerar el sistema de baterías, el motor, el sistema de aire acondicionado o los frenos. Para ello hay una franja específica bajo la tradicional parrilla Singleframe con lamas controladas electrónicamente. Entre 48 y 160 km/h suelen permanecer cerradas salvo que algún sistema requiera refrigeración adicional.

Audi E-Tron S derrapa

Además de las innovaciones morfológicas, técnicamente el Audi e-tron Sportback puede sustituir los retrovisores de espejo convencionales por cámaras con pantalles OLED en el interior. Con esta 'sencilla' innovación Audi asegura que se pueden sumar 3 km a la autonomía de su SUV eléctrico según ciclo WLTP.

Para conseguir una autonomía de hasta 446 km, el Audi e-tron Sportback S recurre a un conjunto de tres eficientes motores eléctricos con hasta 370 kW (503 CV) y una entrega de par de 973 Nm en las variantes e-tron S más deportivas (408 CV que el e-tron). La batería es de 95 kWh.

En Motorpasión | La evolución de los túneles de lavado: de una plaza inundada a una industria millonaria

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios