Compartir
Publicidad

Audi A8 L Security, a prueba de bombas

Audi A8 L Security, a prueba de bombas
91 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hay mejor base para comenzar una preparación blindada que todo un Audi A8 de batalla larga. Tras más de 450 horas de trabajos en la fabricación del blindaje y sin apenas rasgos que lo distingan del modelo de serie, el A8 L Security está listo para transportar de forma segura a cualquier personalidad, por importante que sea.

El Audi A8 L Security ha sido expresamente creado para atenerse a los estándares de seguridad que el propio Gobierno Alemán certifica mediante pruebas de balística. En este caso, y gracias a recubrimientos de acero, vidrio, materiales cerámicos y aleaciones especiales de aluminio para el habitáculo, el vehículo es capaz de soportar ataques con granadas de mano o cargas explosivas e incluso disparos efectuados con la munición más potente de la OTAN (blindaje Clase VR7).

Sólo el blindaje para el interior pesa nada menos que 720 kilogramos, el conjunto de ventanillas ronda los 300 kilogramos y las puertas suman en total unos 360 kilogramos extra. A pesar de ello, Audi asegura que es el vehículo más ligero entre sus homólogos.

Audi A8 L Security

Por si el blindaje fuera poco, el A8 L Security sólo se ofrecerá (de momento) en su variante W12, con el motor gasolina de 6.3 litros y 506 CV de potencia, para asegurar las huidas. Con éste poderoso motor, el vehículo acelera de 0 a 100 km/h en sólo 7,3 segundos y alcanza en torno a los 210 km/h.

Eso sí, el consumo medio ronda los 13,5 litros a los cien kilómetros, aunque hay que aclarar que reduce la cifra en tres litros con respecto a su antecesor. No obstante, Audi asegura que ofrecerá para el próximo año otra variante mecánica con consumos más reducidos.

Entre los ‘gadgets’ más interesantes con los que cuenta el A8 L Security encontramos todos los asistentes de seguridad de Audi, conexión a Internet, un sistema de salida de emergencia que hace desprenderse las puertas de la carrocería al presionar un botón, arranque remoto del motor, luces intermitentes, sirena, sistema de extinción de incendios, un conjunto de altavoces situados en la parrilla que permite a los ocupantes comunicarse con el exterior mediante micrófonos en el habitáculo, protecciones opcionales para la batería o el depósito de combustible, una caja de comunicaciones blindada situada en el maletero, o incluso un sistema de aire fresco que suministra oxígeno a los ocupantes en caso de emergencia.

Audi A8 L Security

En Motorpasión | Audi A8 L W12 quattro, una larga batalla contra 12 cilindros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio