Compartir
Publicidad

Operación Skyfall: Aston Martin sale a bolsa y no consigue el arranque esperado

Operación Skyfall: Aston Martin sale a bolsa y no consigue el arranque esperado
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aston Martin, que anunció en agosto su salida en la Bolsa de Londres, se ha estrenado en el parqué con un sabor agridulce. Las acciones del fabricante de deportivos cerraron casi una libra por debajo de su valor inicial, 19 libras, que valoran a la firma en 4.300 millones de libras (alrededor de 4.870 millones de euros).

Una aventura que solo acaba de empezar

Astonmartin

El centenario fabricante abrió en el mercado de valores con un precio de 19 libras, bajando hasta las 17,75 libras en el cierre de su primera sesión sobre el parqué.

Aunque la valoración inicial fue de 5.000 millones de libras, se estima que la venta de acciones recaudará al menos 1.000 millones para Aston Martin. Tal y como explica la BBC, la compañía tiene un número adicional de acciones que lanzará si la demanda es lo suficientemente fuerte, lo que significaría que el 27 % de la empresa británica se cotizaría públicamente.

London Stock Exchange Fuente: London Stock Exchange.

El Dr. Andy Palmer, Presidente y CEO del grupo, se mostró optimista el día se su estreno en Bolsa: "La cotización de hoy en la Bolsa de Valores de Londres representa un hito histórico para Aston Martin Lagonda. Estamos encantados con la respuesta positiva que hemos recibido de los inversores de todo el mundo y nos complace dar la bienvenida a nuestros nuevos accionistas en el registro".

Lo cierto es que el CEO apunta a objetivos a largo plazo, teniendo en cuenta como bien ha admitido, que la marca ha tardado 105 años en llegar a una oferta pública inicial. Aston Martin ha vendido aproximadamente el 25 % de sus acciones, con la oferta abierta a inversores institucionales, personal de la compañía, clientes y miembros del Club de Propietarios residentes en el Reino Unido. Los inversores privados serán elegibles para comprar acciones a partir del lunes.

Entre los retos que afronta el fabricante en su salida a Bolsa se encuentra la inminente salida de Reino Unido de la Unión Europea, algo que no supone un problema grave para Palmer, que considera a su compañía, cuyo principal mercado es Reino Unido seguido de la Unión Europa, inmune.

A eso se une que ha estado en quiebra siete veces a lo largo de su historia, algo que puede hacer pensar a los inversionistas. Hay que esperar, el periplo de Aston Martin en el mercado bursátil solo acaba de empezar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio