El caso Pedalgate llega a su fin con un cheque de más de 1.000 millones de dólares

Sigue a Motorpasión

Toyota Camry

Si la semana pasada hablábamos de un multazo en Casa Toyota por avisar tarde de los fallos en sus coches, hoy nos referimos a lo que será el cierre del caso Pedalgate, mañana mismo, ante el juez. El acuerdo al que han llegado las partes no implica admisión de culpa por parte de Toyota, pero le saldrá por un buen pico a la empresa nipona. En total, de 1.300 a 1.500 millones de dólares.

El cheque será de 250 millones para los propietarios de un Toyota que se deshicieron de su coche entre el 1 de septiembre de 2009 y el 31 de diciembre de 2010, para compensarles por la pérdida de valor; 250 millones más, para los propietarios de coches a los que no se les puede hacer una actualización en el sistema de frenado; entre 200 y 400 para reemplazar los frenos de 3,25 millones de vehículos; 400 millones más en extensiones de garantías; y 200 millones en abogados.

En Toyota han puesto al mal tiempo buena cara, entienden la ocasión como “un paso adelante” que les hará poner más atención y recursos en la mejora de la calidad. Atrás quedan las polémicas sobre los análisis de los aceleradores, incluso alguno de la NHTSA que daba la razón a Toyota, los EDR que invalidaban las pruebas, el ex asesor de Toyota arrepentido, el posible silenciamiento de los problemas, las llamadas a revisión, las alfombrillas, el contagio a los Lexus y las multas millonarias.

Se cierra así un caso con el que la imagen de Toyota sale reforzada, al menos eso parece si atendemos a los resultados de ventas. ¿Saldrá reforzada también en satisfacción del cliente?

Vía | Jalopnik
En Motorpasión | Toyota bate otro récord, el de la multa más gorda de la NHTSA en EEUU

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios