Compartir
Publicidad

El Volkswagen Golf estrena versión 1.5 TSI de 130 CV: un micro híbrido con desconexión de cilindros

El Volkswagen Golf estrena versión 1.5 TSI de 130 CV: un micro híbrido con desconexión de cilindros
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace algo más de un año, cuando nos pusimos al volante del nuevo Volkswagen Golf, la marca alemana anunció una nueva variante del motor 1.5 TSI aún más frugal, y aquí está por fin. Se trata de un microhíbrido de 130 CV que aúna un montón de tecnologías en pro de la eficiencia.

El nuevo 1.5 TSI ACT BlueMotion de gasolina está ya disponible tanto en el Golf como en el Golf Variant (familiar) y, según el gigante alemán, es tan eficiente como un motor diésel pero sin el sobrecoste asociado a las motorizaciones de gasóleo.

Entre las soluciones que hacen especial a este bloque 1.5 TSI, que más adelante se ofrecerá también en otros modelos de la casa y promete ser un 10% más eficiente que cualquier motor equivalente, destacan la desconexión selectiva de cilindros (ACT), el modo vela con apagado del motor y un turbocompresor de geometría variable que permite que el motor funcione en ciclo Miller y con una relación de compresión mayor, de 12,5:1.

El Volkswagen Golf estrena versión 1.5 TSI de 130 CV: un micro híbrido con desconexión de cilindros
El Volkswagen Golf estrena versión 1.5 TSI de 130 CV: un micro híbrido con desconexión de cilindros
El Volkswagen Golf estrena versión 1.5 TSI de 130 CV: un micro híbrido con desconexión de cilindros

Consumo casi de diésel

El sistema Active Cylinder Management permite desconectar dos cilindros a baja carga, siempre entre 1.400 y 4.000 rpm y por debajo de los 130 km/h. La transición entre modos, casi inapreciable, se muestra en el panel de instrumentos para que el conductor sepa en todo momento si circula con dos cilindros desconectados.

Por su parte, el modo vela con apagado del motor es una función disponible únicamente si el motor 1.5 TSI va asociado a la caja de cambios autumática DSG de doble embrague. En este caso el modelo es además un microhíbrido o mild-hybrid con sistema eléctrico de 12V y una batería de ión de litio que alimenta los diferentes sistemas del vehículo cuando el motor está apagado.

El resultado de combinar todos los sistemas y soluciones citadas es un consumo medio homologado de 4,8 litros a los cien kilómetros en ciclo NEDC, siendo el consumo extraurbano de 4 litros (4,1 litros con la caja DSG). Por último, Volkswagen promete futuras variantes de este bloque. Quizá de tres cilindros, menor cilindrada, mayor potencia o incluso de gas. Quién sabe.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio