Publicidad

Australia multa a Volkswagen con 86 millones de dólares por permitir la manipulación de 57.000 coches

Australia multa a Volkswagen con 86 millones de dólares por permitir la manipulación de 57.000 coches
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

A punto de terminar 2019, el Dieselgate da los últimos coletazos del año, esta vez en Australia. Según informa Automotive News Europe, un tribunal federal australiano ha impuesto una multa de 86 millones de dólares (unos 77,6 millones de euros) al Grupo Volkswagen por engañar a los consumidores australianos acerca de las emisiones reales de decenas de miles de sus coches.

Es más que probable que el fabricante alemán apele la decisión.

Una conducta "descarada y deliberada"

Vw Group

La decisión australiana, dirigida a la empresa alemana y no a su unidad local, afecta a la importación de más de 57.000 vehículos por parte de Volkswagen entre 2011 y 2015.

La multa, ordenada por el organismo de control de consumidores de Australia (ACCC), está considerada como una de las más altas que se hayan emitido por un tribunal en el continente.

"La conducta de Volkswagen socava la integridad y el funcionamiento de las regulaciones de importación de vehículos de Australia, que están diseñadas para proteger a los consumidores", ha dicho Rod Sims, presidente de ACCC. "La conducta de Volkswagen fue descarada y deliberada", sentencia.

El fabricante ha dicho que revisará dicha multa, ya que excede la alcanzada en un acuerdo anterior de 75 millones de dólares.

En 2015, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos descubrió que muchos automóviles con motores diésel del grupo alemán equipaban un software que podía detectar cuándo se estaban probando y luego falsear el rendimiento en los bancos de prueba para mejorar los resultados.

Volkswagen admitió que 11 millones de automóviles en todo el mundo tenían software que reducía las lecturas de emisiones en las pruebas.

Melborune

A principios de diciembre la sede central del grupo alemán en Wolfsburgo fue tomada por la Fiscalía de Braunschweig; una investigación podría destapar un 'Dieselgate 2' relacionado con el de 2015, ya que se centra en la familia de motores diésel sucesora del escándalo.

A nivel mundial, Volkwagen se ha visto obligado a pagar más de 30.000 millones de euros en multas, llamadas a revisión y procedimientos judiciales. Mientras trata de disipar la nube negra, la firma se centra en el gran reto de la electrificación, con el Volkswagen ID.3 batiendo récords en intención de compra.

En Motorpasión | ¿Debería comprar ya un coche eléctrico? Claves para conocer el momento adecuado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios