Compartir
Publicidad
Publicidad

No es la cámara de seguridad de un circo. Lo que vas a ver son nueve personas saliendo de un Civic

No es la cámara de seguridad de un circo. Lo que vas a ver son nueve personas saliendo de un Civic
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este es uno de estos vídeos que merece la pena visionar varias veces para entender lo que acabas de ver. Pero no merece la pena verlo así de soslayo, como quien no quiere la cosa, sin interés. Hay que verlo con calma, con la música adecuada, analizando sin prisa las imágenes captadas por una cámara de tráfico.

Porque, ¿alguna vez te has preguntado cuántas personas caben en un Honda Civic? Lo que estás a punto de ver tuvo lugar en Leicester, Inglaterra, hace unos días. Un Honda choca contra el Audi que tiene delante y, lejos de tomarse los datos, los ocupantes comienzan a huir. Los ocupantes, comienzan a salir de todas partes. Hay un ocupante que sale del maletero. En serio.

Disfruta de la escena y ponte a contar

Hemos querido incluir en la grabación la música que se merece, la que mejor refleja la situación. Que lo disfrutes.

¿Que qué acabas de ver? Básicamente a nueve jóvenes que tras impactar con un Audi y lejos de querer dar un parte, deciden salir corriendo del coche. Analicemos la escena. Honda se aproxima a Audi por detrás. Honda no frena, impacta al Audi.

Comienzan a salir de los asientos delanteros los dos ocupantes, seguido de uno por la parte de atrás que es el más rápido de todos y ha pensado "ni de coña me quedo, que les den a estos". Acto seguido salen varios ocupantes más de la parte trasera. Siguen saliendo. Han salido ocho.

Uno de los de la banda que en un principio ha salido por patas casi el primero, se queda dudando. Algo va mal. Se esconde detrás de una furgoneta, duda. Se acerca a su coche caminando despacio, disimulando, de paseo. Solo le falta la cesta para la recolección de setas de temporada.

Abre la puerta del copiloto, y acciona el limpiaparabrisas. Lógico, la luna parece el interior del coche del Titanic.

Ahora es cuando llega el golpe de efecto, la razón de un comportamiento tan extraño: todavía queda alguien en el coche, el noveno pasajero. Nuestro amigo vuelve a salir corriendo tras la incomprensible acción, pero se da cuenta y abre el maletero. Al fin lo liberan. El coche ha quedado vacío tras el abandono de sus nueve pasajeros. NUEVE.

El dueño del Audi sale tras 40 segundos de surrealismo. A nosotros nos sorprende que solo hubiera una persona en el maletero.

Vía | BMW FAQ

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos