Compartir
Publicidad
Publicidad

Este es Gulfstang, el Mustang del '68 que te hará dudar si es una abominación o una genialidad

Este es Gulfstang, el Mustang del '68 que te hará dudar si es una abominación o una genialidad
Guardar
12 Comentarios
Publicidad

Si eres un purista de los muscle car lo mejor es que no sigas leyendo. Así te lo digo para no herir sensibilidades innecesariamente, porque lo que puedes encontrarte a continuación puede hacerte sufrir un colapso cardíaco. O eso o te parece una genialidad, yo por lo menos no tengo nada claro lo que pensar de este trasplante llamado Gulfstang.

Su nombre y su precioso trabajo de carrocería en los colores de Gulf no dejan entrever el trabajo que Beau Miklethun ha llevado a cabo en el interior de su Ford Mustang de 1968. Bajo el capó ya no se encuentra un gran V8, ni siquiera es un motor americano, el propulsor que da vida a este clásico modernizado es un seis cilindros turboalimentado, uno de los populares 2JZ de Toyota Supra.

Un motor 2JZ de Toyota Supra para revivir un clásico

Después de un primer intento fallido con un 2.3 litros EcoBoost de orgen Ford que acabó saltando en mil pedazos (guardados a modo de recuerdo en el garaje de Miklethun), el bramido característico de los Mustang clásicos ha desaparecido en favor de el aullido siseante que emite el seis en línea y con un contundente latigazo procedente de la válvula de descarga del turbo.

El resultado es un Mustang único en el mundo, como ninguno otro que puedas encontrar en las numerosas concentraciones de clásicos estadounidenses, justo lo que su dueño y constructor quería conseguir. Además es capaz de producir una elevada cifra de potencia de manera relativamente barata y fiable.

Gulfstang 1

Carrocería, llantas, frenos, interiores... todo ha sido reconstruido. Y el resultado ya lo has visto, así que, ¿qué opinas? ¿Estás de acuerdo con la inscripción sobre la tapa del motor que reza "abominación"?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos