Este concesionario SAAB abandonado y lleno de coches se niega a desaparecer como la marca que antaño representó

Este concesionario SAAB abandonado y lleno de coches se niega a desaparecer como la marca que antaño representó
10 comentarios

Fan de coches clásicos o exploradores urbanos, todos sueñan con hacer algún descubrimiento. Los primeros sueñan con encontrarse un clásico, preferiblemente con pedigrí, abandonado en un garaje o una granja porque ya forma parte de la idiosincrasia del mundo de los clásicos.

Y los segundos, sencillamente porque en la exploración urbana, o urbex, es justamente lo que se busca. Y aquí, en el cruce de estos dos mundillos, está el vídeo de Clément y Corentin, que exploraron un concesionario SAAB aparentemente abandonado, con todos sus coches dentro y con alguna sorpresa incluida.

Lo curioso de este antiguo concesionario SAAB es que está a plena vista de todos, en una carretera con mucho tráfico. Eso sí, a diferencia del concesionario Subaru de Malta, que parece atrapado en el tiempo con sus coches nuevos dentro, este showroom dedicado a la gloria de SAAB tiene un aspecto francamente decrépito.

En su interior, un SAAB 9-3 que parece nuevo a matricular, y otro de color gris, de segunda mano que se vendía por 12.900 euros, así como un SAAB 9-5  por el que pedían 17.500 euros con 90.000 km, como se irá descubriendo en el vídeo.

El hallazgo de esta exploración

Saab 9-7X en un taller abandonado

Una vez dentro se dan cuenta que todavía hay electricidad y que, por tanto, el lugar no está tan abandonado como parece. Además, les comentaron en la zona que en la exposición había un 4x4, el cual encuentran en la zona de talleres. Se trata de un SAAB 9-7X. Es toda una rareza a este lado del Atlántico.

El 9-7X fue realizado expresamente para el mercado estadounidense sobre la base de un Chevrolet Trailblazer cuando SAAB formaba parte de General Motors. Sus ventas en Europa fueron simbólicas, pues no todos los concesionarios lo vendían. Además del SUV se aprecian más unidades del 9-3 y un 9-3 Cabrio con matrícula de Luxemburgo.

Una rápida búsqueda de la concesión permite descubrir un poco más acerca de este lugar. Situada en la ciudad de Amiens, en el norte de Francia, fue en su día una concesión muy boyante.

Hasta que a principios de los 2000 perdieron el estatus de concesionario, pero mantuvieron el de servicio oficial SAAB. Los dueños, el grupo Hubault, poseían también un negocio de maquinaria agrícola y de jardín en la misma nave (por eso se ven varios cortacéspedes Honda en el taller).

Concesionario SAAB abandonado en 2017

Una de sus especialidades era la instalación de sistemas de GPL (en el vídeo se ven un montón de los depósitos redondos de GPL). Cuando SAAB se fue a la quiebra definitivamente en 2011, el garaje no sobrevivió. Curiosamente, la página web del grupo sigue en línea. Es otro testimonio histórico, una muestra de una web de principios de los años 2.000.

Es evidentemente que esa concesión no está abandonada en el sentido estricto de la palabra, todavía mantiene algún tipo de actividad. Aunque, en principio, si es la venta de SAAB usados, no parece que le vaya muy bien. En la foto de Street View de 2017 parecen que los tres SAAB de la exposición ya estaban ahí expuestos.

El fan de SAAB no encontrará ninguna joya que salvar. Para eso tendrá que irse hasta Doha, Qatar, y comprar todo el lote de 250 coches del concesionario SAAB local que cerró en 2011. Eso sí, siendo Qatar, al parecer son todos modelos V6.

Al final, este concesionario es como la propia SAAB. Muerta, los fans de la marca se niegan a verla desaparecer para siempre. Por suerte, hay muchos más SAAB ahí fuera bien conservados por sus dueños que mantienen vivo el recuerdo de la marca.

En Motorpasión | Probamos el BMW Serie 4 Gran Coupé diésel de 190 CV: una berlina con guiños deportivos, motor de acceso sorprendente y etiqueta ECO

Temas
Inicio