Compartir
Publicidad
Publicidad

El día de furia de un moscovita

Guardar
41 Comentarios
Publicidad

Desde Rusia nos llega una historia un tanto sorprendente sobre el día de furia de un ciudadano moscovita. A pesar de lo que pueda parecer, tras el volante del todoterreno del vídeo se esconde un ginecólogo de Moscú, y no un ladrón dedicado al alunizaje.

Todo empezó cuando nuestro protagonista se dirigió al servicio técnico de un concesionario del norte de la capital rusa (Pelican-Auto) para reparar su Grand Vitara. Al parecer le tuvieron esperando más de veinte minutos y el hombre perdió la paciencia y decidió tomarse la justicia por su mano.

Ni corto ni perezoso irrumpió en el concesionario a través del escaparate, rompiendo todo lo que pilló a su paso, incluidos mostradores y coches de exposición. Algunos testigos declararon a medios rusos que pensaban que era un ataque terrorista (por lo ruidoso del suceso, imagino).

Después de embestir repetidas veces los coches expuestos y tras quedar arrinconado en una esquina del concesionario, fuera del alcance de la cámara de seguridad, el hombre fue sacado del vehículo y reducido por guardias de seguridad. El moscovita se encuentra ahora en arresto domiciliario tras su día de furia.

Los daños materiales se estiman en unos 25.000 euros ya que durante estos tres minutos destrozó cuatro coches y gran parte del mobiliario del concesionario. Afortunadamente sólo son daños materiales y no hay que lamentar ningún herido por el altercado.

Gracias a Steven por la pista.

Vídeo | Youtube
Vía | El Mundo
En Motorpasión | Desde Rusia, con mala educación: Focus contra el karma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos