Compartir
Publicidad

Toyota iQ 1.33 VVT-i Dual 100 CV

Toyota iQ 1.33 VVT-i Dual 100 CV
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Toyota presenta en el Salón de Ginebra una nueva motorización para el pequeño urbanita iQ. Este propulsor se coloca como el más potente, por delante del 1.0 VVT-i 68 CV y el 1.4 D4D 90 CV. Estará disponible en los concesionarios en verano, y se va a ofrecer tanto con cambio manual de seis velocidades como automático CVT. Las ventas de los otros comienzan en un par de meses.

La motorización VVT-i Dual ya se ofrece en el Yaris y Auris, aunque tiene mucho más sentido en coches pequeños como el iQ y Yaris por su poca potencia pero gran rendimiento. Da 125 Nm a 4.440 RPM, y es capaz de catapultar al iQ a 170 km/h. El consumo, pendiente de homologación, es 4,8 l/100 km con cambio manual y 5,1 l/100 km en automático.

Este motor es de la gama “Toyota Optimal Drive”, que busca maximizar la eficiencia de los motores térmicos convencionales. Tiene funcionalidad microhíbrida (Stop&Start), el motor se detiene al seleccionar punto muerto con el coche parado, y arranca en medio segundo al pisar el embrague. Según Toyota, este sistema no requiere mantenimiento alguno.

Toyota iQ

Según el tipo de conducción obtendremos un ahorro del 3% en el consumo de esta forma. El arranque rápido es posible mediante un embrague unidireccional, que permite un rápido acomplamiento al motor de arranque especial, acoplado permanentemente a la corona del volante de inercia. Sólo se asocia al cambio manual.

Comercialmente hablando, el iQ 1.33 VVT-i Dual se venderá con acabado iQ³, que suma llantas de aleación de 16’’ y un color exclusivo, el gris oscuro que vemos en las imágenes. No se han anunciado precios todavía, tampoco se conocen los de sus hermanos de gama. Previsiblemente será más caro que las dos versiones de 68 y 90 CV, pero a efectos de rentabilidad creo que el 1.33 acabará cundiendo más que el diesel.

En versión automática o manual, todos los iQ no pagan impuesto de matriculación y son candidatos al Plan VIVE. Es todo un gol por la escuadra a smart, pues el iQ suma a sus argumentos las cinco estrellas EuroNCAP con el nuevo sistema de puntuación, lo que le convierte en el coche pequeño (2,99 metros de largo) más seguro del mercado.

Eso sí, costará como 6.000 euros más que el Aygo, que es un poco más grande, pero de acabado y calidad inferior. El smart fortwo será más barato en cualquier caso.

Fuente | Toyota
En Motorpasión | Toyota iQ

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio