Compartir
Publicidad

9º Maxi Tuning Show Festival

9º Maxi Tuning Show Festival
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como sabréis, el pasado fin de semana puse rumbo al 9º Maxi Tuning Show Festival, que tuvo lugar en el Circuit de Catalunya, para poder ver en directo tanto las MitJet Series, como el Open de España de Resistencia, como las carreras de drag que se celebran cada año en la recta de meta.

El apartado del Maxi Tuning Show no era lo que más me llamaba la atención, pero como era la excusa perfecta para reunirme, una vez más, con los chicos del AMCCC, pues allá que me fuí. Y repito, aunque no sea algo que me convenza, hay que reconocer que entre tanta masilla y llantas cromadas, podías encontrarte con verdaderas máquinas, tanto en preparación mecánica como en estética.

Hablemos primero de este apartado. La participación de gente la verdad es que me asombró, no me esperaba ver tanto coche junto. De hecho, el parking interior del circuito se llenó hasta los topes. Creo recordar que la organización tuvo que hacer una selección a la entrada del Circuit porque no había sitio para todos los asistentes.

Como no es mi mundo, no conocía los stands que había por allí, salvo algunos, claro está. De los que me sonaban, estaban Amalio con su Ford Thunderbird o la gente de Japan Tuning, que llevaron nosecuantos coches. Mirases donde mirases, había uno de ellos.

9º Maxi Tuning Show

Si tuviese que destacar algo de lo que ví por allí, el que más me gustó fue el pequeño Seat 600, con un gran trabajo de top chop, bajada de suspensiones y una pintura negra con flamings en rojo que le quedaba como anillo al dedo. Puede que alguno piense que hacerle algo así a un coche como ese pueda ser comparable a una herejía, pero si se hace con el gusto y la calidad que mostraba esa preparación, se puede perdonar.

Otro destacable, pero no por el buen gusto, era el Volkswagen Polo Rat Rod, un algo oxidado hasta las bisagras, con lo que parecían dos cerdos abiertos en canal colgando del techo. Al más puro estilo red neck, si señor. Claro, que si te ibas a la otra punta y veías un precioso (sí, precioso aunque estuviese también oxidado) Ford Deuce Coupe del ‘32 (si no me equivoco), también con estética rat rod, pues se te olvida casi cualquier cosa.

9º Maxi Tuning Show

Justo enfrente del rat rod se encontraba el stand que habían preparado en EA para promocionar el Need For Speed: Pro Street. Impresionante lo que había metido entre las cintas que delimitaban el stand. Lotus Elise, Porsche 911 Turbo, Chevrolet Corvette Z06, 1967 Chevrolet Camaro SS, Subaru Impreza STi y un largo etcétera. Por lo visto, todos y cada uno de los coches que había allí salen en el juego.

Pero había uno que simplemente era brutal, el Honda NSX de la imagen. No había especificaciones técnicas de él por ningún sitio, pero viendo lo que llevaba metido bajo el capó, malo, lo que se dice malo, no debía ser. Por cierto, si no me equivoco, el juego se podía probar en las consolas que tenían montadas junto a su stand.

Y al lado, estaba el stand. El espacio reservado a Matías el Humilde, donde descansaban, antes de las carreras de aceleración, el famoso Dodge Viper y un brutal Toyota Supra que según decían las malas lenguas, entregaba más de 1.000 CV. Viéndolo correr volar por la recta de Montmeló, me lo creo a pies juntillas.

La preparación del motor (o por lo menos lo que se veía) constaba de un sistema de doble turbo más óxido nitroso, que junto a los enormes slicks que montaba detrás, daban una ligera impresión de como podía volar ese cacharro. Lo que no entiendo, es como en 1/4 de milla sólo bajó una vez de los 12 segundos, llevando un coche que fácilmente puede plantarse en los 9 segundos… Por supuesto, el vencedor fue Matías.

Otro de los stands más visitados fue el del Team Falken, con sus Mazda RX-7 (¿o era un Nissan 200SX? la memoria ya empieza a fallar) Nissan Skyline R34 y Nissan 350Z preparados para dar una genial exhibición de drift. Debido a la afluencia masiva de público, tanto al stand como a la exhibición, ni hay fotos ni vídeos. Una pena, porque la exhibición, de la qe solo pude ver el final, prometía y mucho.

Por supuesto, había más cosas y más coches, pero mi vista no daba para abarcarlo todo. Bueno, algunas cosas si llegaron a abarcarse, como las tremendas enfermeras de la conocida marca de desodorantes, las de una marca de aceite para el motor y otras tantas que pululaban por allí. Pero no busquéis fotos, que no las hay, es lo que tiene llevar a tu novia al lado, que puedes llevarte una colleja a la más mínima mirada furtiva…

Fotos | SandMan
En MotorPasion | Nos vemos en Montmeló este fin de semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos