Publicidad

Toyota LQ Concept: un coche eléctrico que purifica el aire de la atmósfera y ayuda a reducir la contaminación

Toyota LQ Concept: un coche eléctrico que purifica el aire de la atmósfera y ayuda a reducir la contaminación
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Junto al Mirai Concept, que adelanta la segunda generación de su coche de hidrógeno, Toyota llevará al Salón de Tokio 2019 una versión evolucionada del Toyota Concept-i mostrado hace casi tres años. Bautizado como Toyota LQ Concept, este futurista compacto eléctrico es todo un escaparate de tecnologías que la marca podría implementar en sus retoños en las próximas décadas.

Así, el Toyota LQ Concept hace gala de vanguardistas sistemas, como el que lo convierte en un purificador de aire mientras circula por las calles: de esta manera no sólo ahorra emisiones a la atmósfera gracias a su mecánica eléctrica, sino que ayuda a eliminar la contaminación.

Además, algunos de los sistemas con los que contaba el Concept-i han sido mejorados para la ocasión, como es el caso de su inteligencia artificial que hace las veces de asistente virtual y que actúa en función del estado de ánimo del conductor, adaptando el habitáculo. Así es como ve Toyota el futuro del automóvil Toyota.

Casi calcado al Concept-i y con 300 kilómetros de autonomía

Toyota LQ Concept

A nivel estético, este Toyota LQ Concept se parece mucho al Concept-i presentado en el CES de Las Vegas en 2017. Tanto que parece que estemos ante el mismo prototipo, con sus formas redondeadas y fluidas, esas lunas laterales extendidas hacia abajo y tras el pilar B, las ruedas traseras escondidas bajo la carrocería o sus gigantescas ópticas traseras se extienden por toda la zaga haciendo un círculo.

No obstante, hay leves ajustes en esta nueva entrega del prototipo eléctrico, que suma la nueva denominación, además de cambiar levemente la zona posterior. De 4.530 milímetros de largo, 1.840 milímetros de ancho y 1.480 milímetros de largo, el Toyota LQ Concept dispone de una batalla de 2.700 milímetros, dando cabida en su interior a cuatro ocupantes.

Respecto a la mecánica que equipa, Toyota simplemente especifica que es un motor eléctrico, señalando que su autonomía está cercana a los 300 kilómetros.

Entiende al conductor y es un purificador de aire sobre ruedas

Toyota LQ Concept

Lo más interesante del Toyota LQ Concept lo encontramos a nivel tecnológico. La ya conocida inteligencia artificial denominada 'Yui' ahora proporciona una experiencia más personalizada basada en el estado emocional y de cansancio del conductor. De esta manera, ajusta la iluminación, la música o el olor del habitáculo (mediante diferentes fragancias) para crear un entorno o bien relajado o bien estimulante.

Además, los asientos del LQ Concept también se adaptan al estado de quien va al volante. Equipados con varias bolsas de aire, éstas se inflan cuando detectan que está cansado para que mantenga una postura erguida, además de activar la ventilación, o se inflan y desinflan si perciben que está estresado para estimular la respiración abdominal y ayudar a calmarlo.

Toyota LQ Concept

Otro de sus aspectos más destacados es que se convierte en un purificador de aire andante: mediante un catalizador, descompone el ozono en oxígeno y lo proyecta al exterior mediante el ventilador del radiador. Toyota afirma que es capaz de purificar aproximadamente el 60 % de ozono contenido en 1.000 litros de aire si está durante una hora en circulación.

La marca nipona afirma que está valorando implementar esta tecnología en un futuro en todos sus vehículos comerciales e industriales.

Toyota LQ Concept

En lo que toca a conducción autónoma, este prototipo de vanguardia equipa un sistema de Nivel 4 SAE2 que le permiten aparcar y desaparcar solo, con la mirada puesta en personas de movilidad reducida y evitando la necesidad de que tengan que salir del vehículo en espacios reducidos.

Todo ello lo realiza gracias a las varias cámaras que equipa, además de un sonar, un radar y un sistema de mapeo en 2D, todos gestionados mediante una unidad de control.

Por último, su Head-Up display de realidad aumentada se proyecta por el parabrisas como si fuese una pantalla de hasta 230 pulgadas, dando indicaciones tridimensionales sobre la ruta en marcha y sus ópticas equipadas con la tecnología Digital Micromirror Device permite proyectar figuras y diferentes haces de luz para enviar comunicaciones (estado de la carretera, incidencias, advertencias) a otros vehículos o a peatones.

En Motorpasión | Por qué lo que Tesla y otros llaman "piloto automático" no es realmente un coche autónomo | Los 10 coches que menos consumen y contaminan

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir