Compartir
Publicidad

Por qué el Toyota MR-2 es un coche especial

14 Comentarios
Publicidad

Esta semana Petrolicious trae una pieza que nos recuerda a la época en la que Toyota hacía coches apasionantes, bonitos y deportivos. Uno de los mejores ejemplos es el Toyota MR-2, con motor central, distribución de pesos 50:50, propulsión trasera y biplaza. ¿El deportivo perfecto en concepto? Tal vez.

En el vídeo conoceremos las impresiones de un orgulloso dueño, con tres gregarios, todos con un MR-2 W20 (1989-1999, segunda generación) en propiedad y algo tuneaditos. Algunas revistas de la época lo llamaron el Ferrari de los pobres, no exentas de razón, ya que su precio era muy razonable.

Hay unos breves comentarios del motor 3S-GTE, un 2.0 Turbo que Toyota utilizaba en la época, con hasta 200 CV de serie. Realmente un coche en torno a los 1.200 kg va muy bien armado con esa caballería. Los atmosféricos rendían como poco 138 CV en esa generación.

Por cierto, si algún día pillo a alguien cogiendo el volante tan mal como nuestro colega, va a saber lo que es un golpe de biela en los morros. El volante se coge con las dos manos, y bien. Y si hay que cambiar, se coge con más de dos dedos.

Vía | "Youtube":https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=szNTIRb09b0 Enlace | "Petrolicious":http://www.petrolicious.com/the-mr2-connection

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio