Tesla se blinda contra la especulación a la hora de comprar sus coches con bitcoin y advierte de los riesgos

Tesla se blinda contra la especulación a la hora de comprar sus coches con bitcoin y advierte de los riesgos
8 comentarios
HOY SE HABLA DE

Hace un par de días Elon Musk anunció -a través de Twitter, como es habitual- que ya es posible comprar sus coches eléctricos con la volátil criptomoneda bitcoin, que en estos momentos tiene un valor de 45.000 euros.

Tesla ha asegurado que una vez reciba los bitcoin por parte del comprador no se convertirá a moneda fiduciaria, demostrando que pone toda la carne en el asador con la criptodivisa. Sin embargo, los términos y condiciones publicados por la compañía advierten de los riesgos de tomar esta decisión y se cubre las espaldas ante posibles especuladores.

La cuestión es cuándo estará operativo el pago en bitcoin

A pesar de que Musk ha asegurado de que ya se pueden adquirir sus coches en esta criptomoneda, la página de Tesla reservada al soporte de compra en bitcoin arroja un bonito error 404, y en el configurador (en EEUU) aún no aparece la opción de hacerlo.

Recomendado para expertos. No obstante los términos y condiciones de la compañía advierten en letras mayúsculas de los riesgos de comprar en esta moneda: "el precio del bitcoin puede ser volátil y el valor respecto al dólar estadounidense puede aumentar o disminuir durante el tiempo que dura la compra o el reembolso".

Esto significa que, ante una devolución, tanto en bitcon como en dólares, el comprador puede salir perdiendo. Así, Tesla deja claro que este proceso se hace exclusivamente de acuerdo a sus condiciones.

Tesla Model S

Aviso a especuladores. "Tú asumes el riesgo de depreciación y apreciación del bitcoin y no tendrás derecho a recibir una compensación por esa depreciación".

Esto implica que, si tras adquirir un modelo en bitcoin se pide un reembolso y 'casualmente' el valor de la criptomoneda ha aumentado, el comprador no tendrá derecho a recibir esa diferencia en dólares.

Eso impide que se puedan usar los vehículos como forma de especulación.

Sin vuelta atrás. Los términos y condiciones también informan de los requisitos técnicos para realizar esta compra (que no tiene vuelta atrás una vez iniciada), como tener una cartera virtual o seguir exactamente los pasos que indica la marca para evitar que haya un desfase entre el valor del dólar y el del bitcoin durante el proceso.

Además se advierte de que cualquier error al introducir la cantidad de bitcoin o la dirección de bitcoin a la cartera digital puede provocar que el dinero acabe perdido o destruido. Lo mismo ocurre si intentamos pagar en otras criptomonedas, a pesar de que Musk es un fan de dogecoin.

Cryptocurrency

Tesla no se hace cargo de hackers. La empresa californiana también informa de que no son propietarios ni controlan los protocolos de software subyacentes que rigen el funcionamiento de la red bitcoin, ya que son de código abierto.

En cuanto a los hackers, Tesla explica que es el comprador, y solo el comprador, el que asume los riesgos de un ataque informático a la red bitcoin o al sistema.

Con toda la información sobre la mesa, la conclusión es que comprar en moneda fiduciaria sigue siendo el método que menos dolores de cabeza da. Sobre todo para los neófitos.

En Motorpasión | Así nacieron y florecieron los omnipresentes barrios de caravanas en Estados Unidos

Temas
Inicio