Compartir
Publicidad

El Tesla Roadster es el primer coche que completa una órbita alrededor del Sol, y viaja a 1.410 km/h

El Tesla Roadster es el primer coche que completa una órbita alrededor del Sol, y viaja a 1.410 km/h
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 6 de febrero de 2018 SpaceX lanzó su primer cohete Falcon Heavy al espacio, incluyendo, como suele hacerse en las misiones espaciales de prueba, una carga ficticia. En este caso la carga de prueba fue un Tesla Roadster de primera generación a cuyos mandos se sentó Starman, un maniquí vestido de astronauta que ya ha completado su primera órbita alrededor del Sol.

En total, el coche eléctrico lleva 557 días en el espacio; está a 298.574 km de la Tierra, y moviéndose a una velocidad de 1.410 km/h.

Un año y medio flotando en el espacio, si es que sigue allí

Spacex

Según la web Where is Roadster, que muestra datos actualizados del viaje espacial del eléctrico, ya ha excedido su garantía de 57.000 km más de 21.000 veces mientras 'conducía' alrededor del Sol.

Otro dato curioso que arroja esta web -que no tiene relación con SpaceX o Tesla- es que el Roadster ha viajado lo suficiente como para conducir por todas las carreteras del mundo casi 34 veces. Y de seguir funcionando la batería, Starman ha 'escuchado' (en el vacío y sin aire poco puede oír) 'Space Oddity' 151.699 veces y la mítica 'Life on Mars' de David Bowie más de 204.000 veces.

´

Por desgracia no tendremos la oportunidad de ver ni remotamente al maniquí si alzamos la mirada: la Tierra se encuentra actualmente en el lado opuesto del Sol, y el coche eléctrico no volverá a estar mínimamente cerca de la Tierra hasta el 5 de noviembre de 2020, cuando esté a 52 millones de kilómetros de distancia.

No será hasta 2091 cuando uno de los primeros Roadster fabricados se acerque a unos cientos de miles de kilómetros de nuestro planeta.

Cabe explicar que el Roadster no dispone de ningún sistema de navegación o de guiado; permanece unido a la segunda etapa del lanzador, e instalado en una posición inclinada por encima del adaptador de cargas y es más que probable que esté girando sin control.

Como es de esperar, el coche no aguantará eternamente de una pieza en el espacio. Los contrastes térmicos, la radiación solar, los micrometeoritos y el viento solar lo irán degradando. Aún así, cuando el Roadster se convierta en algo irreconocible, seguirá siendo uno de las mejores maniobras de marketing de todos los tiempos.

Eso sí, no es el primer coche eléctrico enviado al espacio. Los vehículos espaciales desarrollados por la NASA tuvieron su origen en la década de la 70, y Tesla tiene mucho que agradecer al LRV o al Rover Lunar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio