Compartir
Publicidad

¿Te imaginas haciendo gestos para usar los controles del coche? Google sí (o eso parece)

¿Te imaginas haciendo gestos para usar los controles del coche? Google sí (o eso parece)
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como lo de la conducción autónoma va a ser un camino largo para Google, mientras sus estudios prosiguen hay algo que indica que la firma de Mountain View anda detrás de dotar a los coches de un sistema que lea los gestos del conductor para realizar actividades secundarias: desde abrir una ventana hasta controlar la temperatura del aire acondicionado.

Todo viene por una solicitud de patente que revela un hipotético sistema que registra los movimientos que realizamos mientras conducimos y los transforma en órdenes. El objetivo de este sistema sería evitar las distracciones que produce buscar los controles de la radio, de las ventanas o de la climatización, entre otros.

Al parecer, el punto fuerte de este invento está en que va más allá de la simple lectura del gesto, ya que contextualiza la información que se le da al sistema. Por ejemplo, no sería lo mismo pedir que se abriera la ventana con un gesto suave y lento que con un gesto rápido, de manera similar a como funcionan los pulsadores actuales que abren y cierran toda la ventana o sólo un tramo en función de cómo realicemos la pulsación.

Tampoco el resto de ocupantes estaría fuera del alcance del sistema, por lo que cualquiera que se llevase una mano a la oreja haría que se subiera el volumen del sistema de sonido. Lo que puede ser llegar a ser eso en un coche con niños a bordo... Más aún: dicen que los gestos se podrían personalizar. ¡Por fin hacer una peineta en el coche serviría de algo!

Gestos para conducir

Obviamente del dicho (patente) al hecho (producto final, si se diera el caso) hay un gran trecho y todo es susceptible de cambio. De momento, nos quedamos con que la tecnología que da pie a este sistema se basa en el uso de cámaras para reconocer el movimiento (algo así como Kinect de Microsoft) y un escáner 3D. Con el coche vacío el sistema haría un barrido para determinar la diferencia cuando el coche tuviera ocupantes.

En fin... conjeturas. ¿Sería esta realmente una buena forma de reducir las distracciones o veríamos toneladas de conductores estampando sus coches por hacer memeces con el sistema? A ver si esa va a ser la forma de darle un empujón definitivo a los coches que se conducen por sí mismos...

Vía | The Verge Foto | OEH Science

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos