Compartir
Publicidad
Este es el Koenigsegg Regera al desnudo, luciendo palmito y fibra de carbono
Superdeportivos

Este es el Koenigsegg Regera al desnudo, luciendo palmito y fibra de carbono

Publicidad
Publicidad

Puede que un superdeportivo tan exclusivo como el Koenigsegg Regera no sea suficientemente especial para algunos clientes, y es por eso que muchos de ellos deciden configurar sus bestias suecas con unas decoraciones únicas, para diferenciarse del resto de usuarios. En esta unidad en concreto, nada de pintura o tintado para la fibra de carbono. Carrocería totalmente al desnudo.

Este ejercicio de auténtico 'porno automovilístico', ideado por el responsable de las instalaciones de Koenigsegg, deja a la vista el patrón de la fibra de carbono del exterior, y añade a su vez algunos toques de color negro, llantas Tresex también de fibra de carbono sin pintar, pinzas de freno acabadas en color antracita o el kit aerodinámico opcional para hacer al Regera aún más agresivo.

El interior también va a juego con la estética de la carrocería, en tono negro y con muchos elementos en fibra de carbono -partes del volante, de la consola o de las puertas-, con alcántara forrando el salpicadero o una consola de color negro anodizado, contrastado sólo por ciertos detalles en blanco "nieve" para la parte central de la tapicería de los asientos o el techo.

Este es el Koenigsegg Regera al desnudo, luciendo palmito y fibra de carbono
Este es el Koenigsegg Regera al desnudo, luciendo palmito y fibra de carbono

El fabricante sueco, que lleva tiempo prometiendo un configurador del Regera en su página web, dejará pronto a cualquier aficionado diseñar su Regera de ensueño, aunque primero será el propio Christian von Koenigsegg quien a finales de esta semana nos mostrará su diseño ideal para esta burrada de automóvil de 1.510 CV.

Por si no recuerdas las salvajes cifras del Koenigsegg Regera, te diremos que además de ese millar y medio de caballos de potencia, también tiene un espectacular par máximo de 2.000 NM y pesa sólo 1.420 kilogramos. Lo más curioso de todo es su transmisión Direct Drive, que prescinde de caja de cambios, gracias a la combinación de un poderoso motor V8 y tres propulsores eléctricos. Si, como nosotros, no entiendes muy bien toda esta brujería, aquí te lo explicamos todo en detalle.

Este es el Koenigsegg Regera al desnudo, luciendo palmito y fibra de carbono
Este es el Koenigsegg Regera al desnudo, luciendo palmito y fibra de carbono

En Motorpasión | Así funciona el Koenigsegg Regera sin caja de cambios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio