Compartir
Publicidad

Y tú que te quejabas de los vecinos, mira la que ha liado este Flanders de Minnesota

Y tú que te quejabas de los vecinos, mira la que ha liado este Flanders de Minnesota
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al pensar en Estados Unidos solemos tener un primer sentimiento de envidia. Allí aman todo lo que tenga motor en cualquiera de sus modalidades, la cultura del motor es otra bien distinta y, lo mejor, los coches resultan bastante más asequibles. Bueno, pues esa es la norma general, pero al final siempre termina apareciendo el tarado de turno con la ley en la mano.

John Krenik es un vecino de Saint Paul (Minnesota) que vive tranquilamente en su típica casa baja de vecindario norteamericano con garaje, jardín y un pequeño acceso de cemento hasta la vía pública donde tiene aparcados dos coches de colección. Quien también vive por allí es un vecino que se aburre demasiado y anda falto de novedades de Ikea para distraerse.

Estados Unidos y sus leyes para todo

Minnesota

Norteamérica es un país con un marco legal realmente peculiar. Entre todas las normas extrañas hay una en particular que afecta a John Krenik. Según la ley estatal de Minnesota, los coches clásicos, de coleccionista, vehículos militares de colección o hot-rods, ya estén documentados o no, operativos o estropeados, deben estar almacenados dentro de la propiedad del dueño y ocultos a la vista del público por una valla, arbustos, árboles de crecimiento rápido u otros medios apropiados para este fin.

Hasta aquí todo normal. La ley te permite tener coches viejos en tu propiedad pero tienen que estar ocultos. ¿Por qué? No lo sé. Para evitar robos, que no haya chatarra a la vista en cada casa... ¡A saber!

Vecino Minnesota

Bueno, el caso es que Krenik tenía sus dos coches (además del que usa a diario) aparcados frente a la puerta de su garaje, pero sin tapar. A una persona normal como tú o yo no le importaría lo más mínimo que su vecino tuviera dos coches allí parados, menos aún siendo clásicos, pero su vecino no parece muy normal.

Un buen día las quejas de su vecino, quien no podía vivir tranquilo con dos amenazantes coches parados junto a su casa, se convirtieron en una denuncia por infracción de la Ley Estatal 168.10 apartado 1e. Un inspector se personó en casa de Krenik y John le preguntó si con una lona sería suficiente, a lo que el agente de la autoridad le respondió que probase a ver si así aplacaba las quejas de su vecino.

No hay dos sin tres

Vecino Minnesota 2

Krenik se marchó a por unas lonas y tapó los dos coches, mientras que el inspector cerró la investigación. ¿Solucionado? No, en absoluto. Poco después el mismo inspector volvió al lugar de los hechos atendiendo una segunda denuncia en base a una nueva infracción de la misma ley, ya que aunque estaban tapados, podían identificarse como coches. ¡Pobre vecino! Tenía que soportar ver a diario dos terribles y amenazantes coches tapados junto a su casa.

En esta ocasión fue aún peor, porque el inspector trajo consigo órdenes de llevarse ambos coches. Kenrik llegó al acuerdo de construir una valla con arbustos, como dice la ley, entre las dos casas para ocultar sus coches y no importunar a su vecino. Ahora sí, ¿solucionado? No, tampoco. En absoluto.

Vecino Minnesota 4

El tarado del vecino volvió a la carga para presentar una tercera queja. Sí, John había tapado sus coches con una lona y había hecho una valla, pero el techo de los coches seguía siendo visible desde su casa, por lo que podía ver los coches. Algo a todas luces ilegal.

Lo peor es que tras esta tercera ofensiva se metió por medio el ayuntamiento de la ciudad, quien determinó que los intentos de Krenik por cumplir la ley fueron insuficientes. John presentó un alegato que fue desestimado y ahora los coches o serán requisados, o guardados. Depende del acuerdo al que lleguen las partes.

Estaría bien pensar que todo este problema es una derivada de otro enfrentamiento anterior entre los vecinos, que podría ser. Pero en cualquier caso, estamos hablando de un conflicto auspiciado por una norma estatal. Como si la sociedad de Minnesota tuviera miedo a los coches parados. ¿Hola?

Fuente | Minnesota Public Radio, Jalopnik

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos