Recortes en mantenimiento de carreteras: pan (reseco) para hoy, y hambre para hoy, para mañana y para pasado mañana

Recortes en mantenimiento de carreteras: pan (reseco) para hoy, y hambre para hoy, para mañana y para pasado mañana
22 comentarios

Del último estudio del RACC sobre costes de la siniestralidad, llama poderosamente la atención confrontar dos datos que se han publicado: por una parte, que si se duplicase la inversión en mantenimiento de las infraestructuras, se reduciría la siniestralidad vial en un 20 %; por la otra, que desde 2009 se ha reducido este presupuesto en un 38 %.

¿Que estamos en crisis y hay que recortar? Vale, aceptamos pulpo la idea, pero para poner en contexto estos datos es útil considerar que el coste asociado a cada víctima de tráfico es de 1.400.000 euros por fallecido y 219.000 euros por herido grave. En Europa, por cierto, el coste promedio está en 1.300.000 euros por fallecido y 176.000 por herido grave.

Pasado a costes por kilómetro, que son más comparables, tenemos que la inversión está ahora mismo en 31.662 euros por kilómetro en la Red de Carreteras del Estado, mientras que el coste social derivado de la siniestralidad en esta misma red, fue de 64.182 euros por kilómetro entre 2009 y 2012.

Es decir, que no invertir en infraestructuras supone perder dinero. Para obtener el coste social de un siniestro se ha tenido en cuenta el gasto en emergencias, personal sanitario, rehabilitación de lesionados, reparaciones de vehículos y elementos de la vía, entre otros muchos.

Para el caso ya ni hablamos de la parte emocional y de ese centenar de personas que, como promedio aproximado, sufren alrededor de cada una de las víctimas de tráfico --entre familiares, amigos, conocidos y allegados--; hoy dejamos la parte del sufrimiento, que es imposible de valorar económicamente, y nos centramos en el vil metal.

Inversión en carreteras por Comunidades Autónomas

Inversiones en carreteras por comunidades autónomas

Por comunidades autónomas, las mayores partidas destinadas a las carreteras se concentran en Castilla y León y Andalucía, mientras que Madrid y Extremadura marcan los puntos máximos y minimos en cuanto a la inversión por kilómetro. En la gráfica no aparecen el País Vasco ni Navarra debido a que apenas cuentan con carreteras de titularidad estatal.

El caso de Madrid es disparado, aunque tiene su lógica. Si bien sus inversiones por kilómetro de carretera son las más elevadas, también en esa comunidad es donde resulta mayor el coste por siniestralidad, con 139.536 euros por kilómetro, lo que supone prácticamente duplicar la media de toda España.

Así, los datos de cada comunidad autónoma adquieren más relevancia cuando contraponemos los costes de inversión en infraestructuras con los costes derivados de la siniestralidad para un mismo periodo, el año 2011. En total, tenemos que la relación entre la inversión de mantenimiento y el coste derivado de la siniestralidad es de un 59 %.

Relación entre costes de mantenimiento de infraestructuras y siniestralidad

Buscando los extremos, tenemos que la Comunidad Valenciana (28,8%), Cataluña (46,2%) y la Comunidad de Madrid (51%) son las que peor llevan sus cifras, mientras que con más cobertura (inversión vs. coste soportado) figuran Extremadura (81%), Cantabria (80,1%) y Asturias (70,6%).

En suma, hay 57 carreteras de la Red de Carreteras del Estado con un tramo de alto coste de siniestralidad, entendido como tal aquel que supera los 200.000 euros por kilómetro. De ellos, destaca especialmente la N-340, que corre de Barcelona a Cádiz, con 16 tramos de alto coste, distribuidos entre la Comunidad Valenciana (7), Cataluña (6) y Andalucía (3).

CarreteraTramosLongitud (km)
N-34016206,2
N-27130,7
N-550672,8
A-7640,7
N-332451,3
A-3349,9
N-4342,8
M-50337,3

Obviamente todos los datos del estudio son muy matizables si consideramos las diferentes cargas de tráfico que soportan las vías de unas y otras comunidades. Pero en definitiva el baremo empleado por el RACC en este estudio es parejo al que se usan en países como Alemania para decidir cómo se priorizan las inversiones en carreteras.

Ni que sea por ese detalle, y sobre todo porque nunca antes nadie en España se había dedicado a mirar estas cosas (y si lo hacían no lo publicaban) vale la pena tener estos datos en consideración. El estudio publicado por el RACC acaba dando una serie de medidas y recomendaciones dirigidas al titular de las vías, entre otras sobre la mejora del firme, la delineación, la ampliación de la anchura de los carriles y el replanteamiento de intersecciones.

A partir de aquí, veremos qué ficha mueve el Ministerio de Fomento, si fuera el caso.

Vía | Diario de Sevilla Más información | RACC. ¡Un saludo para Gulf!

Recuerda que si quieres enviarnos una pista puedes hacerlo a través de nuestra página de Staff o directamente a través del formulario de contacto. ¡Gracias por echarnos una mano!

Temas
Comentarios cerrados
Inicio