Compartir
Publicidad

Las estaciones de ITV inspeccionarán los sistemas electrónicos de los vehículos

Las estaciones de ITV inspeccionarán los sistemas electrónicos de los vehículos
Guardar
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante la semana pasada se celebró en Sevilla el CITA, el Congreso Internacional de entidades relacionadas con la Inspección Técnica de Vehículos. De todo lo hablado durante los tres días que dio de sí el evento, un evento que reunió a operadores de ITV, representantes de la Administración y fabricantes de equipos de inspección de más de 50 países, la principal novedad es que se implantarán sistemas de inspección que detecten los elementos electrónicos del vehículo.

La introducción de este nivel de inspección será progresivo, de manera que poco a poco se complemente la inspección que se realizan a los elementos mecánicos y físicos tales como los neumáticos, suspensión, frenos y alumbrado. Desde el punto de vista de la seguridad, esto tiene su lógica si pensamos en la electrónica que lleva hoy en día un vehículo, pero desde un punto de vista práctico el anuncio algún que otro interrogante.

Según nos cuentan, y habrá que ver cómo se traslada todo esto a la realidad, las estaciones de la ITV analizarán la electrónica de elementos como el ABS o los airbags. Hasta ahora, los técnicos e ingenieros pasan por ahí un poquito de puntillas, con inspecciones mecánicas y visuales. Realmente, sin un control más a fondo, poco más se puede hacer.

Conector OBD
Conector OBD. Foto | M.M.Minderhoud

Se entiende que tras la necesaria reforma legal que permitirá esta evolución en las inspecciones técnicas cada coche deberá conectarse vía OBD a un ordenador, tal y como se hace cuando llevamos el coche al taller para hacerle la revisión. Es como pasarle el antivirus a un ordenador: a medida que avanza el scanning, el programa canta La Traviata.

En sí, la idea es buena, porque de esta manera se puede acceder a puntos del vehículo, como algunos relativos a la seguridad pasiva que hasta ahora debían pasar por buenos casi por suposición. Si entendemos la ITV como una inspección pensada para garantizar la seguridad del vehículo y por tanto la seguridad de todos los que se cruzan con él, la idea es buena.

La cuestión está en qué nivel de detalle de nuestro vehículo será accesible por la inspección, porque no toda la información que se obtiene es relevante a efectos de seguridad y sí es información que pertenece al propietario del vehículo. Vamos, que estamos ante un tema de privacidad. Y la cuestión está también, por qué no decirlo, si la incorporación de esta nueva línea de análisis repercutirá en un coste mayor para el usuario, en dinero y en tiempo. Esperemos que no sea el caso.

Vía | offon Comunicación En Motorpasión | Pasar la ITV en El Corte Inglés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos