Compartir
Publicidad

Francia se pone seria con los decibelios y ya prepara el despliegue de radares de ruido

Francia se pone seria con los decibelios y ya prepara el despliegue de radares de ruido
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una farola ubicada en el centro de la comuna francesa de Villeneuve-le-Roi, junto al aeropuerto de París Orly, pronto tendrá una función esencial para salvaguardar la salud de los residentes. Se trata de un dispositivo capaz de identificar coches y motos demasiado ruidosos, determinar su ubicación y emitir una multa.

Los radares de ruido han llegado para quedarse.

En septiembre habrá dos en el centro de París

Sensor De Medusas Así es este radar de ruido. Fuente: Briutparif.

"No tenemos nada contra Ferrari o Harley Davidson, pero a sus propietarios a veces les gusta demostrar la potencia de sus vehículos y el ruido preocupa mucho a los residentes", ha explicado para Reuters un funcionario del Ayuntamiento de esta ciudad.

Y es que Villeneuve-le-Roi va a ser pionera en sacar adelante un proyecto de ley, que se espera que salga adelante este otoño, que permitirá a las autoridades locales probar varios sistemas para identificar y sancionar a los conductores que sobrepasen los niveles de decibelios.

El dispositivo que abrirá la veda es de la empresa Bruitparif y ya se ha instalado en una farola del centro de la ciudad. Se vincularán las grabaciones de sonido a las cámaras CCTV de la policía y emitirá automáticamente multas a los infractores una vez pase su periodo de pruebas de dos años.

El nuevo dispositivo, apodado como 'medusa' y desarrollado por los ingenieros de Bruitparif, tiene cuatro micrófonos que miden los niveles de decibelios cada décima de segundo y puede triangular dónde se origina un sonido.

Bruitparif Captura de pantalla del software que permite analizar los datos recogidos por estos radares de ruido. Fuente: Bruitparif.

El sensor que equipa permite, además de la caracterización de los niveles de sonido en tiempo real, determinar con precisión el origen del ruido y, por lo tanto, proporcionar una prueba de la fuente del sonido mediante la representación de la dirección, como si de un rastro se tratara.

Es decir, puede 'ver' el ruido.

El objetivo de la compañía es, primero establecer una base de datos científicos de los niveles de ruido generados por diferentes tipos de vehículos en diferentes situaciones de tráfico y crear mapas de ruido, tal y como exige la Directiva Europea.

Segundo, ofrecer información simple a los conductores para concienciar sobre este problema de salud y finalmente, acoplar el dispositivo a un radar de matrículas que identificará y sancionará.

Bruitparif también ha instalado uno de estos radares de ruido en una zona rural montañosa cerca de París, muy popular entre los motociclistas, y en septiembre instalará dos en el centro de París. Pero ya ha tenido casi medio centenar de aplicaciones operativos en puntos críticos como obras o zonas muy bulliciosas de París.

En Ginebra, Suiza ya comenzaron a desarrollar esta tecnología a principios de año, mientras que en España, el Servei Català de Trànsit anunció hace un mes que instalará un radar de velocidad dedicado a la contaminación acústica en una arteria especialmente ruidosa que atraviesa la ciudad de Badalona.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio